Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia y Ecuador ponen la primera piedra para recuperar relaciones

Las dos naciones celebran en su frontera común una serie de mesas de trabajo con el fin de resolver sus diferencias

Hace aproximadamente 19 meses, Colombia y Ecuador rompieron sus lazos diplomáticos. Este viernes, los ministros de Exteriores de ambos países se han reunido en Ipiales, localidad colombiana de la frontera sur con Ecuador, para activar las tres primeras comisiones de trabajo que habían previsto en el plan de restablecimiento de sus relaciones diplomáticas consensuado hace dos semanas en Nueva York. Estas comisiones servirán para tratar asuntos delicados como la presencia de las FARC en la frontera.

La crisis diplomática entre los dos países estalló el 1 de marzo de 2008 tras el bombardeo colombiano de una base de las FARC en el norte de Ecuador. En aquel ataque, cuya responsabilidad asumió en presidente colombiano Álvaro Uribe, murieron el número dos del grupo guerrillero, Raúl Reyes, y otras 25 personas. Dos días después, Rafael Correa, presidente ecuatoriano, acusó a su vecino de violación de la soberanía nacional y rompió relaciones.

El ministro colombiano de Exteriores, Jaime Bermúdez, acompañado de su homólogo ecuatoriano, Fander Falcón, ha anunciado esta tarde que las comisiones de trabajo en seguridad y criminalidad, de desarrollo fronterizo y de asuntos sensibles "quedan instaladas y entran en operación a partir de la fecha". En reunión también han participado los titulares de Defensa, Gabriel Silva (Colombia) y Javier Ponce (Ecuador), el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza y la representante del Centro Carter Jennifer McCoy.

Coincidiendo con la cita entre ambos gobiernos, decenas de comerciantes y transportistas colombianos y ecuatorianos se han manifestado en el puente internacional de Rumichaca, que comunica Ipiales y la localidad ecuatoriana de Tulcán, contra la crisis comercial que afecta al sector por culpa de la ruptura diplomática.