Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia detiene a un físico nuclear argelino vinculado a Al Qaeda

El ingeniero del CERN proporcionó a la organización terrorista información sobre posibles blancos de atentados

Esta vez no es un chaval inmigrante de un suburbio marginal al que un predicador musulmán radical ha lavado el cerebro convirtiéndole en un fanático dispuesto a perpetrar atentados.

La policía francesa echó el guante, el jueves, a dos presuntos terroristas, franceses de origen argelino, y el diario parisino Le Figaro reveló que uno de ellos es un físico adscrito al prestigioso Centro de Estudios e Investigación Nuclear (CERN, según sus iniciales en francés) con sede en Ginebra.

Ambos jóvenes, que son hermanos y tienen 25 y 32 años, fueron detenidos en Vienne, no muy lejos de Ginebra, por agentes de la Dirección central de Investigación Interior, la unidad que coordina la lucha antiterrorista.

La policía inició su investigación hace año y medio porque sospechaba que el mayor de los dos estaba en contacto con la rama del Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) a la que habría proporcionado información sobre blancos de atentados en Francia, según Le Figaro.

"La investigación aclarará cuales eran sus objetivos, en Francia y en otros lugares, y si hemos logrado evitar males mayores", declaró a la prensa, en Lyon, el titular francés de Interior, Brice Hortefeux.

El CERN confirmó en un comunicado que la persona detenida trabajaba en su sede desde 2003 "en proyectos de análisis de datos de física LHCb", el experimento que averigua lo que sucedió después del Bing Bang. No tuvo acceso a "elementos susceptibles de ser utilizados para fines terroristas", señala. La nota precisa que no era empleado del CERN, pero sí estaba contratado por un instituto científico que colabora con el centro.

La principal organización terrorista argelina, los Grupos Salafistas de Predicación y Combate, se declararon, en 2007, vasallos de Osama Bin Laden. Se conviertiron entonces en Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Argelia ha seguido siendo su principal área de actuación. Fracasaron a la hora de extender sus tentáculos a Marruecos y Túnez, pero en los últimos meses han asestado varios golpes en tres países del Sahel (Mauritania, Malí y Níger). Un terrorista suicida intentó volar en agosto la Embajada de Francia en Nuakchot, pero sólo logró herir a tres personas.