Estrechar más los lazos con la UE

La comisaria europea de Relaciones Exteriores propone crear fondos para invertir en infraestructuras durante su visita de una semana a la región

La comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, propondrá dentro de la UE una profundización de los lazos con Latinoamérica que implique la creación de fondos para ayudar a inversores en infraestructura de esta región. Esta fue su conclusión después de visitar esta semana Argentina, México y Cuba.

Ferrero-Waldner, al igual que el resto de los miembros de la Comisión Europea, finalizará su mandato el 15 de octubre, pero antes quiere trazar líneas de política a largo plazo. Por eso escogió para esta gira a Argentina, que ejerce la copresidencia del diálogo América Latina, Caribe y UE (ALCUE), y a México, que preside el Grupo de Río (foro latinoamericano de cooperación política). En el caso de Cuba, la visita supuso la reanundación de la cooperación con Bruselas, después de años de conflicto.

"Quiero reforzar el diálogo más allá del tema de la pobreza", dijo Ferrero-Waldner a EL PAÍS desde La Habana. "Quiero dialogar sobre macroeconomía, medio ambiente, cambio climático, investigación e inmigración. Quiero que no sólo apoyemos los procesos de integración latinoamericana sino también complementarlos con la interconexión del transporte y la energía", anhela la comisaria, que considera que los fondos europeos para infraestructura latinoamericana ayudarían a interconectar la región y aliviarían la crisis económica.

La gira comenzó el lunes por Buenos Aires, donde se reunió con la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner. Conversaron sobre las paralizadas negociaciones para un acuerdo comercial UE-Mercosur y acerca de la próxima cumbre ALCUE, que se celebrará el año próximo en Madrid.

Ferrero-Waldner, que reclamó públicamente mayor seguridad jurídica para sus empresas, después de estatalizaciones como la de Aerolíneas Argentinas (ex Marsans), le mencionó a Fernández el interés del Banco Europeo de Inversión de volver a invertir en Argentina, lo que se materializó cuando concedió 170 millones a un proyecto de Volkswagen.

El miércoles, Ferrero-Waldner llegó a México, donde fue recibida por su homóloga, Patricia Espinoza. La UE y México mantienen un acuerdo comercial y otro de asociación estratégica. "La seguridad nos preocupa mucho", reconoció la comisaria. Elogió la "valentía" del presidente mexicano, Felipe Calderón, en su lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado y propuso que la UE envíe a México expertos para diagnosticar el problema como primer paso para cooperar en 2010 en la formación y el equipamiento del cuerpo policial y en temas de justicia.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Cooperación con Cuba

La visita a Cuba sirvió para reanudar la cooperación, interrumpida a petición del régimen, que estaba disgustado porque la Comisión invitaba a disidentes a sus actos oficiales en la representación diplomática de La Habana. Los 27 de la UE decidieron este año dejar de convidarlos, aunque mantienen los contactos con ellos. "Cuba ha dado algunos pasos positivos en los últimos tiempos y la comunidad internacional está reconociéndolo", dijo Ferrero-Waldner, que se encontró con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez. "Debemos continuar con el diálogo político. Sólo ahí podemos abordar cuestiones de interés común, incluyendo el de los derechos humanos", advirtió la política austríaca.

Rodríguez abogó por mejorar las relaciones políticas, comerciales y de cooperación, pero pidió "sustituir la obsoleta, unilateral e injerencista Posición Común de la UE" sobre su país. La Posición Común fue establecida en 1996, cuando José María Aznar arribó al Gobierno español, y consiste en la reclamación de las libertades individuales, los derechos humanos y la mejora de la calidad de vida en la isla. También permite que la UE aplique sanciones contra Cuba, que estuvieron vigentes entre 2003 y 2005. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero quiere derogar la Posición Común.

Ferrero-Waldner y el Gobierno de Raúl Castro acordaron que la UE aporte cerca de 36 millones de euros para reconstruir los destrozos de los huracanes, para agricultura y seguridad alimentaria.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción