Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU considera que no existe genocidio indígena en Perú

Sí recomienda que una comisión "independiente" investige los recientes enfrentamientos que dejaron 34 muertos

El relator de la ONU para los Derechos de los Pueblos Indígenas, James Anaya, ha asegurado esta madrugada (hora española) que "no existen" elementos para hablar de genocidio de los indígenas en la Amazonía peruana, pero recomienda que una comisión "independiente" investigue los recientes enfrentamientos entre las autoridades y los nativos.

Anaya ha investigado durante tres días en Perú los pormenores de los enfrentmientos que el 5 y 6 de junio pasado dejaron 24 policías y 10 civiles muertos en Bagua, ciudad selvática del norte del país andino. Las protestas surgieron a raíz de dos polémicas leyes para regular el uso y explotación de los recursos naturales de la selva, que fueron derogadas este viernes por el Congeso peruano.

"Como jurista yo no encuentro pruebas de los elementos de genocidio, del intento de exterminar a un pueblo como tal; hay revelaciones de violaciones de derechos humanos, pero de los hechos comprobados, de los hechos que se ven, incluso de los hechos que se alegan, no existen los elementos de genocidio", ha hecho hincapié el responsable de la ONU.

Desafíos

Anaya ha aclarado que no pretende decir "que todo está bien" en Perú, por lo que ha hecho un llamamiento "a una evaluación, una investigación exhaustiva por parte de una comisión especial e independiente". Al emitir su informe final, Anaya ha aclarado que "persisten desafíos que hay que enfrentar" para afrontar las circunstancias en las que se produjeron los violentos enfrentamientos.

Ha recalcado que durante sus reuniones con autoridades gubernamentales, judiciales, civiles y de los indígenas recibió "versiones divergentes y hasta antagónicas en cuanto a los sucesos". En ese sentido, considera necesario realizar un esclarecimiento y una investigación completa y objetiva sobre estos hechos, para que todas las partes, así como la población en general, tengan claridad sobre lo ocurrido".

Anaya, aborigen del pueblo norteamericano apache, ha dicho que Perú "tiene ahora una buena oportunidad para establecer una buena práctica de alcance internacional al traducir la voluntad manifiesta de cumplir sus compromisos internacionales".