La justicia venezolana ordena la captura internacional del principal líder opositor

Un tribunal de Caracas pide la colaboración de Interpol para la detención de Manuel Rosales.- El Consejo de Ministros peruano debate su petición de asilo político

La Justicia venezolana ha emitido una orden de captura internacional del líder opositor Manuel Rosales, por no haber comparecido ante los tribunales en una causa por presuntos delitos de corrupción y ha pedido la colaboración de Interpol. Rosales, que ha pedido asilo político en Perú, ha aparecido en televisión para dar un mensaje, desde un lugar desconocido, en el que ha declarado que sigue "en la lucha para liberar a la patria". El Consejo de Ministros peruano debate si le otorga el asilo político.

La jueza del Tribunal Decimonoveno de Control de Caracas encargada del caso, Reina Morandy Mijares, ha declarado que Rosales "ha demostrado no poseer voluntad de someterse" al juicio en su contra por presuntos delitos de enriquecimiento ilícito.

Más información
El principal jefe opositor de Venezuela pide asilo en Perú
"El proceso contra mi esposo es un capricho del presidente Chávez"

El presidente del Consejo de Ministros peruano, Yehude Simon, ha explicado que si Rosales, alcalde de Maracaibo, demuestra que es un perseguido político del Gobierno de Hugo Chávez y cumple con lo establecido en las leyes, le será otorgado el asilo. "Hoy veremos; si está en su derecho le tendrá que corresponder. [...] Y si está en la ley uno no puede negar tampoco el asilo", ha dicho Simon.

El ministerio de Exteriores, que tiene que decidir sobre la petición de Rosales, ha otorgado en los últimos años el asilo a dos políticos y cuatro militares opositores a Chávez. El ministro de Exteriores, José García Belaunde, ha declarado que en ningún caso Rosales -ex gobernador del Estado petrolero de Zulia y ex candidato a la presidencia de Venezuela en las elecciones de 2006- podrá desarrollar actividad política en Perú.

El alcalde de Maracaibo llegó el domingo a Lima, con un visado de turista. Su abogado dio este martes "fe constitucional" de haber realizado todos los trámites requeridos para solicitar el asilo de su defendido.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El 11 de diciembre, la fiscalía de Venezuela acusó formalmente a Rosales de enriquecimiento ilícito y, tres meses más tarde, pidió a los tribunales que emitieran una orden de detención en su contra. Desde entonces, funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar siguieron los pasos de Rosales, aun antes de que una orden de detención saliera del juzgado. La defensa del alcalde alegó que tal acoso obligó a su defendido a pasar a la clandestinidad, pues no se le garantizaba un juicio justo.

Venezuela niega que se trate de una persecución política

"Quiero ser enfático en aclarar que a Rosales se le señala por presuntos delitos contemplados en la Ley contra la Corrupción, y negamos que sea un perseguido del Gobierno y que los delitos que se le imputan sean de naturaleza política", ha declarado el ministro del Interior, Tarek El Aissami, a la prensa.

El líder opositor venezolano Manuel Rosales, habla con los periodistas en Lima (Perú).
El líder opositor venezolano Manuel Rosales, habla con los periodistas en Lima (Perú).REUTERS

Perú advierte a Rosales que no utilice Perú como plataforma política

El Gobierno peruano ha advertido a Rosales que no utilice a Perú como plataforma política y que respete el proceso en el que se evalúa su solicitud de asilo. El ministro de Exteriores, José Antonio García Belaúnde, ha interrumpido en la sesión del Consejo de Ministros donde se evalúa el caso de Rosales para decir que su país "no puede ser utilizado como plataforma política por ningún extranjero porque eso entonces violaría la naturaleza misma del refugio o asilo político que se pueda otorgar". El Gobierno ha lanzado esta advertencia poco después de que Rosales emitiera en televisión un mensaje político cargado de insultos contra el Ejecutivo del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS