Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muertos y 38 heridos en un atentado con bomba en Colombia

El ataque, que ha alcanzado a cuatro policías y seis niños, se ha perpetrado contra una comisaria de la ciudad de Cali

El alcalde de la ciudad, Jorge Iván Ospina, ha afirmado que la bomba, de unos 70 kilos del explosivo Anfo, ha ocasiando fuertes daños materiales en un entorno de 500 metros alrededor de la comisaría en la que opera el archivo de la Policía del departamento de Valle del Cauca. "Estamos en guerra y en una guerra como la del país suceden cosas así. Tenemos la información de una persona fallecida que es precisamente la que colocó el artefacto explosivo", ha añadido el funcionario.

Las autoridades han confirmado que uno de los hombres que hoy ha resultado herido en Cali y luego ha muerto en el Hospital Universitario fue quien colocó la bomba frente a la sede administrativa de la Policía "El terrorista estrella el vehículo, el carro se incendia y simultáneaente el vehículo explota", ha asegurado el comandante de la Policía de Cali, general Gustavo Ricaurte.

Al parecer el hombre estrelló un viejo vehículo contra esa comisaría y cuando los uniformados se acercaron alertados por el incendio que se generó intentó huir, pero recibió disparos, quedó herido y murió en un centro médico. El alcalde también ha señalado que todavía se está verificando información en varios centros médicos para determinar el número preciso de heridos y si existen más víctimas mortales. El médico Laureano Quintero del Hospital Universitario confirmó que uno de los pacientes más graves murió en la sala de cirugía.

La comisaría afectada por la explosión se encuentra en el centro de la ciudad, capital del Departamento del Valle del Cauca, muy cerca del Palacio de Justicia, que el pasado 1 de septiembre fue prácticamente destruido por un coche bomba. Aquel atentado, en el que murieron cinco personas, fue atribuido por las autoridades a las fuerzas Armadas Revolucioarias de Colombia (FARC).

La semana pasada otras dos personas perdieron la vida en la explosión de un artefacto en el aparcamiento de un videoclub en Bogotá.

El atentado de esta madrugada se ha producido horas después de que las FARC liberasen este domingo a un militar y tres policías, que permanecían secuestrados desde 2007. Los rehenes liberados han sido entregados a una misión humanitaria en las selvas del sur de Colombia.