Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama confirma a Hillary Clinton como secretaria de Estado

Robert Gates seguirá al frente de Defensa.- El presidente electo anuncia los nombres que tendrán la misión de recuperar la credibilidad de EE UU en el mundo

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, ha confirmado este lunes que Hillary Clinton, que compitió con él en las primarias demócratas, ocupará el cargo de secretaria de Estado. En una rueda de prensa celebrada en Chicago, Obama ha dado a conocer a su equipo de seguridad nacional que también incluye a Robert Gates como secretario de Defensa. Eric Holder será el fiscal general (ministro de Justicia), mientras que James Jones será Consejero de Seguridad Nacional. Por último, Janet Napolitano ocupará la cartera de Seguridad Interior, mientras que Susan Rice será

En su rueda de prensa, Obama afirmó que en el "mundo incierto" del siglo XXI, cuando "el destino de EE UU es compartido con el resto del mundo, es hora para un nuevo comienzo del liderazgo americano, para superar los desafíos del siglo XXI". "Debemos acometer una nueva estrategia que use, equilibre e integre con habilidad todos los elementos del poder estadounidense: nuestra diplomacia y nuestro Ejército, nuestros servicios de inteligencia y fuerzas de seguridad, nuestra economía y el poder de nuestro ejemplo moral". "El equipo que hemos formado cuenta con una capacidad única para hacer exactamente eso. Comparten mi pragmatismo sobre el uso del poder, y mi sentido del papel de EEUU como líder en el mundo", ha añadido el presidente electo. "Reforzaremos nuestra capacidad de derrotar a nuestros enemigos y de apoyar a nuestros amigos. Renovaremos viejas alianzas y forjaremios otras nuevas y duraderas".

Clinton: Tenemos que perseguir una diplomacia vigorosa, utilizando todas las herramientas que podamos para construir un futuro con más socios y menos adversarios

En este mismo sentido se ha expresado Clinton, una de las protagonistas de la tarde, que ha asegurado que "Sabemos que nuestra seguridad, nuestros valores, nuestros intereses, no se pueden promover o proteger sólo con la fuerza, ni tampoco sólo por los estadounidenses. Tenemos que perseguir una diplomacia vigorosa, utilizando todas las herramientas que podamos para construir un futuro con más socios y menos adversarios".

El presidente electo es consciente de que ha reunido un equipo de funcionarios de "personalidades y opiniones fuertes", por lo que se le ha preguntado por la posibilidad de que terminen enfrentándose entre ellos. "No habrían dejado sus grandes responsabilidades si no estuvieran convencidos de que pueden trabajar juntos", ha zanjado.

El equipo de seguridad nacional de Obama se enfrentará a la tarea de retirar las fuerzas estadounidenses desplegadas en Irak, afrontar un resurgimiento de los extremistas talibán en Afganistán, y reconstruir la imagen de Estados Unidos en el extranjero tras ocho años con el presidente George W. Bush. Las designaciones se darán a conocer en medio de otros desafíos de seguridad global, como los ataques a la ciudad india de Bombay, que dejaron al menos 183 muertos y amenazan con socavar los mejorados lazos de India y su vecino Pakistán, que al igual que Nueva Delhi también posee un arsenal nuclear.

El equipo está compuesto por:

- Secretaria de Estado. Hillary Clinton. La apuesta de Obama por Clinton cierra las heridas abiertas entre ambos en las primarias y confirma la intención del presidente electo de sumar sólidas figuras a su Gobierno. Nacida en Chicago en 1947, Clinton fue elegida dos veces entre los 100 abogados más influyentes de EE UU antes de ser primera dama y senadora.

La decisión de incluir a Clinton en el ejecutivo de Obama se tomó tras un acuerdo entre Obama y Bill Clinton, ex presidente de Estados Unidos y marido de la sucesora de Condoleezza Rice, por el cual el segundo aceptó hacer públicos los nombres de más de 200.000 donantes de su fundación, según informó el diario The New York Times. La fuente que desveló la noticia fue una persona cercana a Clinton, que afirmó que "ella estará en Chicago para ser nombrada secretaria de Estado" del próximo Gobierno.

- Consejero de seguridad nacional. James Jones. General de cuatro estrellas retirado y admirado entre demócratas y republicanos, fue comandante supremo de la OTAN en Europa entre 2003 y 2006, año en que pasó a la reserva. Licenciado en Ciencias por Georgetown, ha servido también en Japón, Oriente Próximo e Irak. Entre los altos mandos militares, ha sido uno de los más críticos con la política desarrollada en Afganistán, donde ha pedido construir alianzas y trabajar de una forma más coordinada y contundente. Según sus palabras, "Afganistán es simbólicamente más importante que Irak, es el epicentro del terrorismo" y, si allí EE UU y el resto de países de la ONU fracasan, se mandaría un claro mensaje de derrota a los talibanes. Es amigo del republicano John McCain.

- Secretario de Defensa. Robert Gates. Obama mantiene en la secretaría de Defensa a este republicano nacido en Kansas en 1943. Será la primera vez que un responsable de este departamento ocupe el puesto con dos presidentes de distintos partidos políticos. Sin embargo, como director de la CIA, ha trabajado al servicio de ambas formaciones en el poder. Licenciado en Historia Europea, Gates fue nombrado hace dos años, tras la dimisión de su controvertido antecesor, Donald Rumsfeld, al que supera ampliamente en reputación y popularidad en las esferas políticas de Washington. El hombre que se ha encargado de intentar ganar la guerra de Bush en Irak será el que tendrá que planear la paulatina retirada de las tropas del país asiático. Obama se ha creado un alto concepto de él por la forma en que ha dirigido los acontecimientos en Irak en los dos últimos años. Es partidario de usar la diplomacia hasta el último momento antes que la fuerza en la política exterior con Irán.

- Secretaria de Seguridad Interior. Janet Napolitano. Gobernadora de Arizona desde 2002, ha llevado una larga y exitosa carrera como jurista en el Estado de Arizona que comenzó en 1983. En 1993, el presidente Bill Clinton la eligió como fiscal de Arizona, en 1998 dio el gran salto y se convirtió en fiscal general. El pulso de Napolitano no tiembla con facilidad y eso parece convencer a Obama. Pragmática y decidida, Washington ve en esta política una figura independiente que no se casa con demócratas ni republicanos. Como gobernadora de Arizona, un Estado fronterizo con México, Napolitano tiene su principal caballo de batalla en la inmigración ilegal y desde hace años viene pidiendo la modernización de las leyes migratorias. Enfadó al ala izquierda demócrata por hacer uso de la Guardia Nacional para patrullar la frontera, mientras en cambio hizo lo mismo con los republicanos más conservadores por patrocinar un programa que invitaba a trabajadores inmigrantes a trabajar en Arizona.

- Fiscal general. Eric Holder, miembro del departamento de Justicia de la administración Bill Clinton, se encargará de dirigir el de la administración Obama. Holder fue el ayudante del fiscal general con Clinton ha sido uno de los asesores legales en la campaña del presidente electo y ayudó en el estudio de los candidatos para el puesto de vicepresidente.

- Embajadora de la ONU. Susan Elizabeth Rice. Asesora en política exterior de Obama, Rice pasó ocho años en la Casa Blanca y el Departamento de Estado bajo el presidente Clinton. Miembro de la Oficina de Seguridad Nacional, primero como directora de organizaciones internacionales y de paz y luego como asistente especial del presidente para los asuntos de África, Rice es experta en temas de pobreza, países en vías de desarrollo y crisis globales. Jugó un papel muy importante como representante de EE UU en la crisis de Ruanda en 1994. Tendrá que trabajar muy estrechamente con la secretaría de Estado de Hillary Clinton.