Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tiroteo en Río de Janeiro entre la Policía y supuestos narcotraficantes deja diez muertos

El enfrentamiento en la favela de Lagoinha ha dejado seis heridos, entre ellos un policía

Un tiroteo entre la policía brasileña y una banda de narcotraficantes en la periferia de Río de Janeiro ha dejado al menos diez muertos y seis personas heridas, entre ellas un policía, según han informado fuentes oficiales. El enfrentamiento entre los supuestos delincuentes y una unidad de élite de la policía civil ha tenido lugar en la favela de la Lagoinha, en la zona norte de Río. De acuerdo a informaciones policiales, los disparos comenzaron cuando las autoridades, que investigaban en la zona para ayudar a reprimir robos y hurtos de mercancías, cuando fueron acorralados por los delincuentes mientras patrullaban por la región.

Hasta el momento se ha señalado que todos los fallecidos son parte de la banda de narcotraficantes. Sus cuerpos han sido trasladados a un hospital de la localidad de Duque de Caxias, en la zona metropolitana de la segunda mayor ciudad de Brasil. Un policía ha sido herido de bala en la pierna y fue rescatado por un helicóptero policial que estaba dando cobertura aérea a la intervención de los cuerpos de seguridad.

Otras cinco personas, entre los que se encuentra un presunto delincuente, resultaron heridas, según la misma fuente. Además, la policía detuvo a cinco personas y confiscó varias armas y una cantidad de drogas que no ha sido precisada.

Las favelas, las barriadas pobres de la ciudad, se encuentran dominadas por narcotraficantes y varios delincuentes. Fuentes oficiales han informado que los paramilitares han comenzado a aparecer en la zona, desplazando a los delincuentes. En su mayoría formados por ex agentes y actuales miembros de diversos cuerpos de seguridad del Estado, se dedican a extorsionar a los habitantes de los barrios a cambio de seguridad.

A finales del mes de julio se ha señalado que unas 649 personas han muerto en las favelas en diversos tiroteos registrados en las conflictivas zonas en lo que va del año. Esta cifra supone un incremento del 10,8% en las muertes registradas en comparación con los primeros cinco meses de 2007.