Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los paramilitares desplazan a los 'narcos' en 171 favelas de Río

Un informe vincula a varios concejales con las 'milicias'

Los grupos de paramilitares, que extorsionan a los vecinos a cambio de seguridad, han desplazado a los narcotraficantes en 171 favelas de la ciudad brasileña de Río de Janeiro, informaron el pasado miércoles fuentes oficiales. Estos grupos, formados por ex agentes y actuales miembros de diversos cuerpos de seguridad del Estado, continúan ganando fuerza en las barriadas pobres de Río, tradicionalmente controladas por las bandas de narcotraficantes, confirmó a la prensa el diputado regional Marcelo Freixo. El dato fue recogido por un informe confidencial de la secretaría de seguridad regional, que ayer fue filtrado a la prensa.

El documento identificó a 521 personas presuntamente implicadas con estos grupos, entre los que se encuentran varios concejales de Río, que están acusados de pertenecer a estas bandas.

El estudio fue elaborado con base en las denuncias recogidas por una línea telefónica de la policía para la atención al ciudadano, y por los informes policiales en los que aparece implicado algún paramilitar. Estos grupos paramilitares, conocidos en Brasil como milicias, han sustituido a los narcotraficantes, todavía presentes en cerca de 600 favelas, gracias al uso de la fuerza y administran la justicia por su cuenta, al margen de las autoridades públicas.

Sus acciones han sido rechazadas por el Gobierno y las autoridades judiciales, que ahora están concentradas en evitar que estos grupos empañen las próximas elecciones municipales de octubre.

Las milicias, al igual que los narcotraficantes, están acusadas de extorsionar y amenazar a los vecinos de las favelas bajo su control para que voten a sus candidatos en los comicios para elegir a los alcaldes y concejales de cerca de 5.500 ciudades brasileñas.