Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ecuador pospone indefinidamente la reanudación de relaciones con Colombia

Bogotá denuncia a Managua ante la OEA por acoger a dos guerrilleras

Ecuador ha decidido postergar indefinidamente la reanudación de las relaciones diplomáticas con Colombia, según anunció ayer la ministra ecuatoriana de Relaciones Exteriores, María Isabel Salvador. La canciller dijo en conferencia de prensa que "las relaciones con Colombia no se restablecerán, quedan suspendidas".

El anuncio de Salvador se produce después de que el Gobierno de Colombia anunciase su decisión de aplazar la reanudación de las relaciones diplomáticas con Ecuador, rotas en marzo por Quito. En declaraciones a un diario argentino, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo que Ecuador reanudaría las relaciones entre encargados de negocios, pero que para que el restablecimiento fuera pleno exigiría aclarar totalmente el ataque al campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) realizado en marzo en territorio de Ecuador, en el que murieron 26 personas, entre ellas el portavoz internacional de esa guerrilla, Raúl Reyes.

La canciller ecuatoriana dijo que la decisión de Bogotá de postergar la reanudación de relaciones con Ecuador, después de haber aceptado un acuerdo con el ex presidente estadounidense Jimmy Carter, es una muestra de la "falta de seriedad" de ese país.

Salvador lamentó que el Gobierno de Colombia "aluda a unas declaraciones" hechas por Correa para postergar el restablecimiento de las relaciones justo el día antes de la fecha acordada para intercambiar las notas diplomáticas. La canciller dijo, además, que si las relaciones con Colombia no mejoran, el Gobierno de Ecuador no descarta imponer restricciones comerciales al país vecino.

Por otra parte, el embajador de Colombia ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Camilo Ospina, denunció ayer ante el Consejo Permanente de esta institución la conducta "agresiva" y "abusiva" del Gobierno de Nicaragua, que, según sus palabras, "protege, promueve, y hace apología abiertamente a grupos terroristas", dijo Ospina.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, presentó en público el pasado 19 de junio a dos presuntas guerrilleras de las FARC, Martha Pérez Gutiérrez y Doris Bohóquez Torres, a las que Nicaragua da asilo político. Ambas se encontraban en el campamento de las FARC que el ejército colombiano bombardeó en territorio ecuatoriano. Ospina denunció que el Ejecutivo nicaragüense "apoya públicamente el terrorismo" y recurrió "a la mentira y el engaño para transportar a estas terroristas a su país".