Las FARC asesinaron a una espía infiltrada entre sus filas

El ajusticiamiento se ha conocido gracias a los documentos encontrados en la operación en la que fue abatido Reyes

El alto comisionado para la Paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, ha denunciado que las FARC asesinaron a una presunta infiltrada que llevaba escondidos chips en el pecho y la boca.

En el transcurso de un foro para lograr el intercambio humanitario de los secuestrados por la guerrilla colombiana, Restrepo ha revelado a la prensa que el crimen se ha conocido por los ordenadores encontrados en la operación en la que fue abatido, el pasado 1 de marzo, el segundo al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Luis Edgar Devia, Raúl Reyes.

Según ha explicado el comisionado, Reyes dio cuenta por carta del ajusticiamiento de una mujer que tenía un chip en una muela y otro en un seno, refiriéndose a ello con la frase "ayer la tiramos al hueco". Sin ofrecer más datos de la supuesta espía, Restrepo ha declarado que este hecho demuestra "la degradación" a la que han llegado las FARC.

Más información

Reyes fue abatido, junto con otros 24 rebeldes, en un campamento instalado en territorio ecuatoriano, lo que desató una crisis diplomática entre Colombia, Ecuador, Venezuela y Nicaragua, superada la semana pasada.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50