Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los disidentes cubanos liberados del 'Grupo de los 75' llegan a Madrid

La excarcelación es la más nutrida desde 2004 y se produce después una reunión entre España y Cuba celebrada en Madrid

Los cuatro disidentes cubanos, liberados por su Gobierno, y sus familiares, hasta un total de 17 personas, han llegado a las 14:45 horas de este domingo al aeropuerto de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde han recibido atención sanitaria por parte de Cruz Roja, han informado fuentes del Ministerio de Exterioes. El grupo de 17 personas está compuesto por adultos y los cuatro disidentes del "Grupo de los 75" responden a las identidades previstas: Alejandro González Raga, Omar Pernet, José Gabriel Ramón Castillo y Pedro Pablo Alvarez.

El grupo ha sido recibido por funcionarios de los ministerios de Exteriores e Interior, quienes se han encargado de realizar los trámites de entrada en el país. El personal de Cruz Roja ha atendido a los cuatro cubanos, ya que alguno presenta un delicado estado de salud, si bien ninguno ha tenido que ingresar en un hospital. En principio, los disidentes cubanos se alojarán en un hotel de Madrid hasta que se les encuentre un alojamiento más permanente, según las mismas fuentes.

Omar Pernet, que ha llegado en silla de ruedas porque solo puede andar con muletas, se rompió hace unos años su pierna izquierda durante un grave accidente de coche cuando era trasladado de prisión y en el mismo murieron dos escoltas. "A ver cómo me curo yo esta pierna", se ha preguntado Pernet ante los periodistas, a quienes les ha enseñado lo mal que se le han soldado los huesos. "En Cuba me querían amputar la pierna" ha explicado Omar Pernet, pero él no se fiaba de los médicos que le iban a operar y se negó a una intervención. "Me partieron de nuevo la pierna y miren cómo se quedó", ha afirmado.

"Tengo mucha esperanza de que me curen en España", ha añadido Pernet, que ha venido sin familiares porque las autoridades cubanas le dijeron que una vez en España los reclamara. "Una sobrina que está en Miami me ha dicho que quiere venir a ayudarme".

La liberación de los cuatro disidentes -junto con otros tres presos no identificados- fue anunciada el viernes, en Córdoba, España, por el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Angel Moratinos. El ministro anunció la liberación de siete presos, pero ni las fuentes diplomáticas ni portavoces de los disidentes han confirmado quiénes son los otros tres, y las autoridades cubanas guardan el habitual silencio al respecto.

Acusados de conspiración

La liberación es la más nutrida del "Grupo de los 75" desde el 2004 y se produce después de que el pasado lunes funcionarios de Cuba y España celebraran en Madrid la segunda reunión del "mecanismo de diálogo" sobre derechos humanos abierto en abril del año pasado.

González Raga, del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), cumplía condena de 14 años en la cárcel del kilómetro 7 de Camagüey, en el centro-oeste de la isla. Pernet, del Movimiento Nacional de Derechos Humanos "Mario Manuel de la Peña", y Alvarez, presidente del Consejo Unitario de Trabajadores, tenían penas de 25 años. Ramón, director del Instituto Independiente "Cultura y Democracia", estaba condenado a 20 años y los cumplía en la prisión de Boniato, en Santiago de Cuba (oriente), según las "Damas de Blanco", organizción que agrupa a mujeres familiares de los 75 condenados en 2003.

Los 75 fueron condenados en abril del 2003 acusados de conspirar con Estados Unidos, atentar contra la independencia del Estado y socavar los principios de la revolución. Pernet, Ramón y Álvarez estaban en una lista de siete presos enfermos difundida en octubre pasado por las "Damas de Blanco" y enviada a Moratinos para pedir su intercesión por ellos.

Dirigentes de la oposición han manifestado alegría por las liberaciones, pero dicen que son insuficientes, porque hay cientos de presos políticos en Cuba. Además, expresaron su temor de que las autoridades de la isla intenten usarlo como un "regalo político" al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en vísperas de las elecciones generales del 9 marzo en España.