Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CIA admite haber empleado torturas acuáticas en tres ocasiones

El director de la Agencia insiste en permitir el uso de la 'cura de agua' o 'waterboarding' en los interrogatorios

El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) norteamericana, Michael Hayden, ha reconocido que el servicio de inteligencia empleó la 'cura de agua' en sus interrogatorios a sospechosos de terrorismo en tres ocasiones poco después del 11-S.

Ante el Comité de Inteligencia del Senado, Hayden ha admitido que sus agentes emplearon la 'cura de agua' ('waterboarding', en inglés) durante los interrogatorios al sospechoso de planear los atentados del 11 de septiembre, Khalid Sheikh Mohammed y a los líderes de al Qaeda Abu Zubaydah y Abd al-Rahim al-Nashiri. Ha añadido que la Agencia no emplea la técnica, consistente en verter agua sobre el rostro del prisionero cubierto con pañuelo a fin de inducir la sensación de asfixia, desde hace cinco años. Justificó su uso en aquel momento, por el miedo a la que hubiera más ataques en camino. Declaró a la prensa que los interrogatorios a Zubaydah fueron particularmente fructíferos.

El director del espionaje exterior de EE UU se opuso a que las técnicas de interrogatorio permitidas para sus agentes fueran las que señala el manual para los interrogadores del Ejército de los EE UU. Alegó que sus interrogadores están mejor preparados y trabajan con un número de sospechosos más reducido que los militares.

Al término de la sesión, un funcionario de la CIA afirmó que no estaba claro si les estaba permitido emplear la técnica, dados los últimos cambios legales al respecto. El Gobieno de George W. Bush tampoco se ha pronunciado al respecto. La 'cura de agua' fue empleada por la Inquisición para extraer confesiones durante la Edad Media, y su descripción coincide con la definición de tortura que da la Convención contra la Tortura de Naciones Unidas, de la que EE UU es signatario.

La Agencia admitió en diciembre haber destruído los vídeos de los interrogatorios a Zubaydah y al-Nashiri.