Bush justifica la 'asfixia simulada' como método para obtener información

El presidente estadounidense asegura que vetará la ley que prohiba el uso de esta técnica

El presidente de EE UU, George W. Bush, se ha referido a los atentados de Londres del 7-J para justificar el uso de la 'asfixia simulada' (verter agua sobre la cabeza del prisionero para causar la sensación de ahogo) en los interrogatorios a sospechosos de terrorismo después del 11-S, según ha señalado en una entrevista en la cadena BBC.

Bush ha dicho que la información obtenida de presuntos terroristas ha ayudado a salvar vidas y ha considerado que los familiares de las víctimas del 7-J, donde murieron 56 personas y 700 resultaron heridas, entienden el empleo de esta técnica. Para el presidente estadounidense, el conocido método del waterbording no es una tortura y por eso ha amenazado con utilizar el veto sobre un proyecto del Congreso (controlado por los demócratas) para prohibirlo.

Más información

"Algunos dirán que estos terroristas ya no son una real amenaza contra EE UU. Yo no estoy para nada de acuerdo", ha asegurado Bush refiriéndose a la ley que permite el empleo de este método y que justifica como una opción más para obtener información que permite proteger EE UU y otros países.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción