Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Negro Acacio murió tras ser delatado por otros guerrilleros, según el Gobierno colombiano

El Negro Acacio estaba reclamado en extradición por Estados Unidos y tenía pendientes al menos 17 órdenes de captura

El jefe guerrillero colombiano Tomás Medina Caracas, alias El Negro Acacio, muerto el pasado domingo en combates con el Ejército, fue delatado por compañeros decepcionados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según explicó ayer el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

El ministro añadió que el Gobierno está "completamente seguro" de su fallecimiento, a pesar de que no se ha recuperado el cadáver del jefe guerrillero. Santos reiteró que Medina Caracas, líder del Frente 16 de las FARC y considerado por la policía como el principal jefe del negocio de las drogas y la compra de armas de esa guerrilla, fue "dado de baja" junto a otros 14 guerrilleros en el este del país durante un operativo del Ejército, como anunció el lunes.

"Estamos absolutamente seguros de que alias Negro Acacio está muerto", añadió el ministro a las emisoras Caracol y RCN, al relatar que el cadáver fue recogido por un compañero conocido como Cepillo.

Recordó que hace tres meses ocurrió algo parecido cuando murió en combate otro cabecilla de las FARC, identificado con el alias JJ y cuyo cadáver nunca fue encontrado por las autoridades.

"No creo que haya cadáver porque, al igual que sucedió con alias JJ, para ellos es una humillación mostrar el cuerpo. La gente que estaba por fuera del anillo de seguridad se llevó el del Negro Acacio, el de su radio-operador y su jefe de escoltas", manifestó Santos.

Subrayó que la certeza de que el insurgente murió se basa en comunicaciones interceptadas a miembros de las FARC que hablan de que "el jefe nos dejó". El ministro dijo que desde hace seis meses sus fuentes de información hacían el seguimiento de esas personas que fallecieron en el enfrentamiento. "La operación la hicimos con informantes. Por eso tenemos la plena seguridad", agregó.

El Negro Acacio estaba reclamado en extradición por jueces de Estados Unidos y tenía pendientes al menos 17 órdenes de captura.