Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

17 pilotos se niegan a aterrizar en el aeropuerto de São Paulo donde ocurrió la tragedia

El presidente Lula romperá su silencio con una comparecencia prevista para las 2.00 de la madrugada

Al menos 17 pilotos ha alegado hoy la presencia de una espesa niebla y se han negado a aterrizar en el aeropuerto Congonhas de São Paulo, escenario de la peor tragedia aérea de Brasil, que se cobró más de 200 vidas el pasado martes, y objeto de numerosas críticas por su mal estado de conservación.

Durante tres horas y media, en las que la visibilidad se ha reducido drásticamente por las malas condiciones meteorológicas, los controladores del aeropuerto de Congonhas han dejado a la elección de los pilotos aterrizar o no en una pista auxiliar a la principal donde tuvo lugar el accidente, que permanece cerrada. Ninguno de ellos quiso tomar tierra en esa terminal y todos prefirieron dirigirse a otros aeropuertos del estado brasileño.

Según la estatal Administradora Aeroportuaria Brasileña (Infraero), que gestiona la mayoría de los aeropuertos del país, la niebla obligó a guiar las operaciones con instrumentos durante tres horas por la falta de visibilidad en Congonhas. Diez vuelos fueron desviados al aeropuerto internacional de Cumbica, también en São Paulo capital, seis al de Campinas, en el interior del estado homónimo, y uno optó por regresar al aeropuerto de origen, en Río de Janeiro.

A media mañana también han sido suspendidos todos los vuelos con origen en el aeropuerto carioca de Santos Dumont, la mayoría de los cuales con destino Congonhas, sin que Infraero justificase el motivo. Según la página web de esa empresa estatal, hoy ya se han cancelado 30 vuelos con origen o destino en ese aeropuerto de São Paulo.

A la espera de Lula

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva enviará hoy a las 21.00 horas (02.00, hora española) su primer mensaje a la nación tras el accidente aéreo. Lula ha sido fuertemente criticado por su mutismo ante la peor tragedia aérea del país, sin embargo, romperá el silencio después de más de 72 horas de haber ocurrido el accidente. Se espera que el mandatario brasileño anuncie medidas como una reducción del número de vuelos del aeropuerto de Congonhas, a raíz de este accidente, el segundo tras el ocurrido en septiembre de 2006 cuando se cayó un Boeing 737 con más de 150 personas a bordo.

También podría anunciar la participación del sector privado en la administración de todos los aeropuertos del país, que hasta los momentos es controlada por una empresa estatal, la cual ha sido fuertemente criticada dadas las últimas acciones emprendidas en cuanto a la mejora de las terminales aéreas en la parte de infraestructura.

El Gobierno brasileño restringe el uso del aeropuerto de Congonhas

El Gobierno de Lula da Silva ha anunciado que podrá en marcha una serie de medidas para intentar solucionar la crisis aérea en la que se encuentra el país desde hace unos meses y que se ha agravado tras el accidente del aeropuerto de Congonhas. La primera de ellas, precisamente, prevé descongestionar el tráfico aéreo del aeropuerto de São Paulo en un plazo de 60 días. Otra de las medidas es la restriccción de permisos para que se inauguren nuevas rutas internacionales con la ciudad brasileña y la prohibición de los vuelos charter que tengan como destino Congonhas. Según la edición digital de O Globo, el Gobierno de Lula proyecta la construcción de un tercer aeropuerto en São Paulo para poder distribuir mejor el alto tráfico aéreo que soporta la ciudad

Más información