Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un documental lleva al Parlamento británico la injerencia de EE UU en Latinoamérica

El Parlamento británico fue ayer escenario de una proyección para público invitado de un nuevo documental del conocido periodista de investigación australiano John Pilger sobre las campañas del Gobierno de Estados Unidos contra la democracia en Latinoamérica y la resistencia de los pueblos de la región.

El filme La guerra contra la democracia, que se estrenará el próximo mes en el Reino Unido, fue presentado por los diputados laboristas Colin Burgon y Jon Trickett, así como por el propio Pilger, en presencia de los embajadores de Venezuela, Bolivia y Cuba. Ambos parlamentarios manifestaron su admiración por el trabajo de Pilger y el segundo de ellos admitió estar leyendo actualmente el libro del uruguayo Las venas abiertas de América Latina, que muestra la explotación sistemática de que ha sido objeto ese continente.

Pilger, autor de varios documentales premiados, entre ellos El robo de una nación, de 2004, recordó en su presentación unas palabras del Premio Nobel de Literatura 2005, el británico Harold Pinter, según las cuales "conocemos los crímenes de los demás, pero no los propios".

Pilger, que filmó durante dos años en Venezuela, pero también en Bolivia y Chile, explicó que su película trata del "espíritu de resistencia de los ciudadanos de a pie, de gentes que se han visto siempre excluidas y que habían sido hasta ahora invisibles".

El periodista confesó que le había asombrado no sólo "la pasión" de la gente sencilla de América Latina sino también "la sofisticación de sus opiniones", incluso cuando se trata de personas que han tenido "poca o ninguna educación formal". Pilger definió a esas gentes como "torreones de valor" y alabó su determinación a "defender los derechos humanos más básicos" frente a los que calificó de "enemigos de la democracia".

El documentalista entrevistó para su filme a Hugo Chávez y a sus numerosos partidarios en los barrios pobres de Caracas, pero también a sus oponentes de la llamada clase media.

Pilger utiliza abundante material documental sobre el golpe de Estado contra Chávez, tras el cual ve la mano escondida de Estados Unidos como en tantas otras ocasiones en la historia de la región: el derrocamiento de Jacobo Arbenz en Guatemala, el de Salvador Allende en Chile o los escuadrones de la muerte en El Salvador.

También entrevista a ex miembros de la CIA como Duane Claridge, ex jefe de las operaciones en Suramérica, quien defiende el derecho de Estados Unidos a intervenir donde le dé la gana siempre que sea en interés nacional.