Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina recuerda el horror de 30.000 desaparecidos en un nuevo aniversario del Golpe de Estado

El mandatario Néstor Kirchner presidirá los actos centrales en la provincia de Córdoba

El acto central se realizará en Córdoba, donde el Presidente Kirchner entregará La Perla, donde fueron torturados más de 2.000 desaparecidos, para convertirlo en Museo de la Memoria. La Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dialogará con los lectores de ELPAIS.com

Argentina se prepara para recordar el 31º aniversario del golpe de Estado que hundió al país en un clima de violencia sin precedentes, con un gobierno militar que durante siete años sembró el terror en la lucha contra la subversión.

El aniversario tendrá un significado especial, ya que el gobierno de Néstor Kirchner ha sido el que encarceló nuevamente a los militares que estuvieron involucrados en la desaparición forzada de unos 30.000 argentinos, pero fundamentalmente, apeló a la imprescriptibilidad de delitos como la sustracción de bebés en los campos de concentración, hoy convertidos en jóvenes de 30 años que buscan su identidad.

Con un acto central en la provincia de Córdoba, el presidente argentino hará entrega de un predio conocido como La Perla, un siniestro lugar de detenciones clandestinas donde se torturó a unos 2.500 argentinos y que fuera último destino antes de la desaparición.

Al acto asistirá la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, una incansable luchadora por los derechos humanos que ha conseguido a través de su institución la recuperación de la indentidad de 87 jóvenes, que al momento de nacer fueron adoptados ilegalmente por familias que en muchos casos fueron cómplices directos y conocieron el destino de las víctimas.

En La Perla, la memoria por el triste pasado será recordada con la creación de un museo de similares características al que se realizó en la Escuela de Mecánica de la Armada, en la ciudad de Buenos Aires.

Las organizaciones de Derechos Humanos preparan otros actos independientes en varios puntos del país, pero tendrá especial significación el acto del 25 de marzo, frente al Hospital ubicado en la zona militar conocida como Campo de Mayo, al noroeste del conurbano porteño, donde funcionó una de las clínicas clandestinas en las que se realizaban los partos y de allí los niños eran secuestrados y privados de su identidad. A las madres, les aplicaban inyecciones para evitar la producción de leche materna y jamás volvían a saber de sus hijos.

Este jueves, a las 19, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, charlará con los lectores de ELPAIS.com.

Rebeca recupera su identidad 30 años después

Rebeca Celina tiene 30 años, cumplidos el pasado 8 de noviembre. Nació en Mendoza, pero jamás supo que su padre se llamaba Alfredo y su madre, docente de una escuela en esa provincia al oeste de la Argentina, era Laura Terrera.Un grupo de tareas de la policía provincial secuestró a sus padres cuando ella tenía apenas 7 meses y corrieron el destino de otros miles de argentinos: no se sabe dónde están sus cuerpos.Familiares de la joven fueron los que hace muchísimos años se acercaron a Abuelas de Plaza de Mayo para intentar saber qué había pasado con esa niña que también había desaparecido.Rebeca creció con otra familia, sin conocer la verdad, pero los estudios genéticos de su familia de sangre fueron coincidentes plenamente con los suyos, y tras una larga lucha judicial, la joven recuperó su identidad.Hoy sabe que su padre Alfredo estudiaba Ciencias Económicas cuando fue desaparecido y había nacido en San Juan. Su madre, Laura, era una docente de la zona de Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza. Rebeca conoce sus orígenes y como suelen decir las incansables integrantes de Abuelas de Plaza de Mayo, "recuperó su libertad".

Más información