Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uribe coloca en Exteriores a un ex ministro secuestrado seis años por las FARC

El gesto del presidente se produce en medio del grave escándalo desatado con los vínculos de varios políticos con los paramilitares de extrema derecha

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, ha nombrado ministro de Relaciones Exteriores a Fernando Araújo Perdomo, un ex ministro que estuvo secuestrado seis años por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Araújo, de 51 años de edad y que había ocupado la cartera de Desarrollo, logró escapar el 31 de diciembre de 2006 de los miembros de las FARC que le mantuvieron secuestrado desde el año 2000.

El mandatario ha designado a Araújo Perdomo en sustitución de María Consuelo Araújo Castro, quien había dimitido horas antes ante la reciente detención de su hermano, el senador Alvaro Araújo, investigado por presuntos nexos con grupos paramilitares de derecha. El alto tribunal también pidió a la Fiscalía General que investigue por los mismos cargos al padre de ambos, el ex ministro de Agricultura Álvaro Araújo Noguera. La hasta ahora ministra de Relaciones Exteriores ha afirmado en la Casa de Nariño, la sede del Ejecutivo en Bogotá, que el domingo por la noche se reunió con el presidente Uribe para informarle de que había tomado la decisión de abandonar el gobierno.

El escándalo de la "parapolítica

Consuelo Araújo renunció en 2005 a la cartera de Cultura para permitir que su hermano Álvaro pudiera aspirar al Senado en los comicios parlamentarios de marzo del año pasado. Con su reelección en mayo de 2006, Uribe la designó como ministra de Relaciones Exteriores, cargo que ella asumió en agosto pasado, con la segunda investidura del gobernante.

"Me voy del gobierno sin renunciar a mi compromiso de mujer caribe, con su empeño (el de Uribe) de hacer de Colombia un país mejor", ha dicho la joven política, que hace sólo dos días había recibido el firme respaldo del jefe del Estado. El presidente advirtió el sábado pasado, durante un consejo gubernamental que encabezó en la localidad central de Melgar, que "Colombia, que le ha perdonado a los dolosos, por razones de imagen (en el exterior) no puede condenar a los inocentes".

La ahora ex canciller también ha dicho que "la certeza de la inocencia de mi padre y de mi hermano, me obliga a irme para tener la libertad de estar a su lado y apoyarles como hija y como hermana".

14 políticos implicados

El respaldo presidencial llegó en un momento en el que las fuerzas de oposición, como el Polo Democrático Alternativo (PDA) y el Partido Liberal Colombiano (PLC), consideraran insostenible la continuidad de la todavía ministra de Exteriores. Pero la permanencia de la hasta hoy canciller ya había sido puesta en entredicho el pasado noviembre, cuando la CSJ llamó al senador Araújo a una primera diligencia de interrogatorio.

Además de Araújo, por el escándalo conocido como "parapolítica" también han sido detenidos los congresistas Dieb Maloof, Luis Eduardo Vives, Alfonso Campo Escobar y Mauricio Pimiento, todos ellos de formaciones políticas afines a Uribe. La CSJ ordenó asimismo la detención de Jorge Luis Caballero, legislador que no ha sido detenido por hallarse en el exterior.

En tota, hay catorce legisladores a los que la CSJ investiga por presuntos nexos con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), organización que desmovilizó a más de 31.000 paramilitares de finales de 2003 a mediados de 2005.