Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del Pentágono recomienda "incrementar la capacidad de combate" con 92.000 nuevos efectivos

El presidente de EE UU, George W. Bush, anunció la pasada madrugada una nueva estrategia para Irak

El presidente de EE UU, George W. Bush, anunció la pasada madrugada una nueva estrategia para Irak, que incluye sumar más de 20.000 efectivos a las fuerzas desplegadas allí. Horas después, Bush ha recibido una recomendación del jefe del Pentágono, Robert Gates, para que incremente las fuerzas armadas estadounidenses en 92.000 soldados e infantes de marina en un plazo de cinco años.

En una conferencia de prensa en la que ha explicado los aspectos militares de la nueva estrategia para Irak, el secretario de Defensa ha anunciado que su propuesta consiste en incrementar la capacidad del ejército en 65.000 nuevos soldados, y la del Cuerpo de Marines en 27.000 nuevos infantes. El énfasis se pondrá, ha dicho, en "incrementar la capacidad de combate".

Tras subrayar que las nuevas tropas necesitarán algún tiempo para estar disponibles ante un eventual despliegue, el secretario de Defensa ha hecho hincapié en que es importante que los actuales miembros de las fuerzas armadas sepan que podrán contar con refuerzos Al mismo tiempo, Gates ha anunciado cambios para la movilización de las reservas que calificó de necesarios para hacer frente a desafíos globales actuales como el conflicto iraquí.

De momento, ha dicho, no se sabe cuánto tiempo se prolongará el incremento temporal de tropas anunciado por Bush. Aunque en principio es un refuerzo temporal, "creo que nadie tiene una idea clara" de cuánto puede prolongarse, ha asegurado. Gates ha comparecido ante la prensa acompañado por la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, quien ha explicado los detalles civiles del plan presentado por el presidente.

La jefa de la diplomacia estadounidense anunció también la gira que emprenderá mañana, viernes, por Oriente Medio para, entre otras cuestiones, tratar de conseguir que los países aliados en la región se impliquen más en la estabilidad de Irak.

"EEUU defenderá sus intereses y los de nuestros amigos y aliados en esta región vital", agregó la secretaria de Estado, quien ha reiterado que en la lista de naciones aliadas no figuran ni Siria ni Irán.