Elecciones legislativas en EE UU

Los problemas técnicos retrasan el cierre de los colegios electorales en varios Estados

Bush anima a los estadounidenses a "cumplir con su deber" en las legislativas

Madrid / Washington / Nueva York - 06 nov 2006 - 23:19 UTC

Los problemas con el sistema de votación electrónica con el que vota hoy el 80% de los electores estadounidenses han obligado a posponer el cierre de los colegios electorales en varias circunscripciones. En algunos Estados, como Colorado o Indiana, las colas de gente que esperaba para votar sobrepasaban en algunos lugares las 300 personas, y muchos de ellos fueron enviados a sus casas para regresar más tarde.

Por esta razón, los jueces han decretado ya en varios Estados que los centros electorales cierren más tarde y en otros la votación electrónica se ha sustituido por las tradicionales papeletas. En la mayoría de los casos, los jueces emitieron su resolución a instancias del Partido Demócrata. Estaba previsto que la votación se diese por concluida poco después de las 06.00 del miércoles (hora peninsular española), cuando cerrasen los últimos colegios, los del Estado de Alaska.

Más información

Alta participación

Aunque las autoridades no facilitan porcentajes de participación durante la jornada -cada Estado organiza las elecciones como considera oportuno, dentro de unas normas generales- la sensación en prácticamente todos los Estados es de una alta afluencia de votantes.

Unos 200 millones de estadounidenses acuden a las oficinas de voto para designar a los representantes que ocuparán los 435 escaños de la Cámara de representantes, un tercio del Senado (33 escaños) y los gobernadores de 36 estados. Los demócratas esperan alcanzar la mayoría en al menos una de las dos cámaras del Congreso, mientras que los republicanos intentarán conservar el control del mismo. En una campaña marcada por la situación que se vive en Irak, el presidente estadounidense, George W. Bush, ha depositado su voto en su ciudad natal de Crawford, en Texas, y ha animado a los norteamericanos a "cumplir con su deber" y votar en las elecciones. El nuevo Congreso entrará en funcionamiento a principios de enero.

Los republicanos tienen la mayoría en las dos cámaras desde 1994. Sólo durante un breve periodo, demócratas y republicanos han tenido la misma representación (cincuenta miembros) en el Senado. Para recuperar el control del Congreso, los demócratas deben ganar 15 escaños (con respecto a su representación actual) en la Cámara de Representantes y 6 en el Senado, y no perder ninguno. En caso de igualdad en el Senado, los republicanos conservarían la mayoría gracias al cargo de presidente del Senado que ocupa el vicepresidente del país, Dick Cheney.

Opciones demócratas

La mayoría de los sondeos y observadores políticos estiman que los demócratas tienen grandes opciones de conseguir la mayoría en la Cámara de Representantes. En cuanto al Senado, los demócratas parten como favoritos en Ohio y Pensilvania. Las dos formaciones han movilizado un ejército de abogados en caso de eventuales recursos a la votación. El uso de nuevas maquinas electrónicas para votar que no ofrecen ninguna posibilidad de verificación o de nuevo recuento podrían originar numerosas disputas.

En opinión de varios observadores, estos comicios constituyen una especie de referéndum sobre el balance del gobierno de George W. Bush, en especial sobre su gestión de la guerra de Irak. Más de 2.800 soldados estadounidenses han muerto en ese país desde su invasión en marzo de 2003.

Dos estudios de opinión hechos públicos ayer muestran aún una clara ventaja demócrata, al contrario que otros dos análisis que este domingo apuntaban a una recuperación de los republicanos, que se acercarían a los demócratas. Un sondeo de la CNN da al Partido Demócrata una ventaja de 20 puntos sobre sus rivales (58% frente al 38%), mientras que otro estudio de Fox News otorga a los demócratas 13 puntos de ventaja.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50