Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Trama terrorista en Reino Unido

Scotland Yard pone en libertad sin cargos a uno de los 24 detenidos el jueves

La Policía británica consigue prorrogar hasta el miércoles el arresto de 22 de los sospechosos

Scotland Yard ha liberado este viernes sin cargos a uno de los 24 detenidos ayer en la operación y ha obtenido el permiso judicial para prorrogar hasta el próximo miércoles el arresto de 22 de los sospechosos. La situación de la detención del presunto terrorista restante se decidirá en una vista judicial que se ha aplazado hasta el lunes próximo, según ha confiramdo esta noche un portavoz de la Policía Metropolitana de Londres.

El Reino Unido continúa en nivel "crítico" de alerta terrorista, en tanto que prosigue la investigación sobre el plan terrorista desarticulado. El ministro británico del Interior, John Reid, ha confirmado que los 24 detenidos estaban siendo interrogados en comisarías londinenses, entre ellos "los principales sospechosos" de la trama, mientras continúan los registros de varios inmuebles en diversos puntos del país.

Vínculos con Al Qaeda

Ayer, el Gobierno de Pakistán aseguró que el ciudadano británico Rashid Rauf, detenido en suelo pakistaní y uno de los 24 acusados de planear el derribo de aviones en vuelo desde el Reino Unido hacia EE UU, es "una persona clave" con un "presunto vínculo con Al Qaeda". Islamabad ha confirmado que la detención de otro ciudadado británico en su suelo ha sido determinante en la operación antiterrorista.

A través de un comunicado, el ministerio de Exteriores pakistaní ha revelado también que Islamabad detuvo a otras cinco personas más antes de que se desencadenara la operación en el Reino Unido.

A punto de actuar

Fuentes antiterroristas han revelado que los detenidos estaban a punto de actuar, quizá este fin de semana, y que tenían pensado hacer estallar varios aviones -hasta 12, según The Guardian- procedentes de Reino Unido bien sobre el Atlántico o sobre algunas ciudades de EE UU -Nueva York, Washington, Chicago, San Francisco, Boston y Los Angeles, al parecer- en un atentado que habría causado cerca de 3.000 muertes, cifra similar a los atentados del 11-S.

Las detenciones se practicaron en Londres y sus alrededores y en Birmingham y, aunque se ha detenido a los principales actores de la red, la operación sigue abierta y la policía sigue practicando registros y buscando a otros implicados en la trama.