Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pakistán asegura que un detenido 'clave' tiene vínculos con Al Qaeda

Scotland Yard pone en libertad sin cargos a uno

de los 24 detenidos. - Identificados 19 de los arrestados, cuyas cuentas bancarias han sido bloqueadas

El Gobierno de Pakistán ha asegurado que el ciudadano británico Rashid Rauf, detenido en suelo pakistaní y uno de los 24 acusados de planear al derribo de aviones en vuelo desde el Reino Unido hacia EE UU, es "una persona clave" con un "presunto vínculo con Al Qaeda". Islamabad ha confirmado que la detención de otro ciudadado británico en su suelo ha sido determinante en la operación antiterrorista.

A través de un comunicado, el ministerio de Exteriores pakistaní ha revelado también que Islamabad detuvo a otras cinco personas más antes de que se desencadenara la operación en el Reino Unido.

Liberado uno de los detenidos

Scotland Yard ha liberado este viernes sin cargos a uno de los 24 detenidos ayer en la operación y ha obtenido el permiso judicial para prorrogar hasta el próximo miércoles el arresto de 22 de los sospechosos. La situación de la detención del presunto terrorista restante se decidirá en una vista judicial que se ha aplazado hasta el lunes próximo, según ha confiramdo esta noche un portavoz de la Policía Metropolitana de Londres.

El Reino Unido continúa en nivel "crítico" de alerta terrorista, en tanto que prosigue la investigación sobre el plan terrorista desarticulado. El ministro británico del Interior, John Reid, ha confirmado que los 24 detenidos estaban siendo interrogados en comisarías londinenses, entre ellos "los principales sospechosos" de la trama, mientras continúan los registros de varios inmuebles en diversos puntos del país.

A punto de actuar

Fuentes antiterroristas han revelado que los detenidos estaban a punto de actuar, quizá este fin de semana, y que tenían pensado hacer estallar varios aviones -hasta 12, según The Guardian- procedentes de Reino Unido bien sobre el Atlántico o sobre algunas ciudades de EE UU -Nueva York, Washington, Chicago, San Francisco, Boston y Los Angeles, al parecer- en un atentado que habría causado cerca de 3.000 muertes, cifra similar a los atentados del 11-S. El diario británico The Times revela que en los registros se ha localizado un vídeo de "martirio" en el que los terroristas reivindicarían el atentado, lo cual da una idea de su inminencia.

The Washington Post cuenta que la investigación que ha dado al traste con el complot comenzó hace un año, tras los atentados del 7-J en el metro de Londres que mataron a 52 personas. Entonces comenzó un seguimiento a un grupo de musulmanes británicos que se precipitó ayer con la detención de 24 personas ante la inminencia de los atentados. 19 de ellas han sido identificadas y sus activos han sido bloqueados por el Banco de Inglaterra. Además, dos personas, británicos de origen paquistaní, fueron detenidas la semana pasada en Pakistán, según fuentes del Gobierno de Islamabad. La detención y declaración de estas dos personas contribuyeron al desmantelamiento de la trama londinense. Mientras, CNN asegura, citando a fuentes oficiales americanas, que el desmantelamiento de la red se debió a la infiltración de un agente británico entre los terroristas. Según las revelaciones de este agente infiltrado, los terroristas no habían comprado todavía ningún billete de avión pero si que ya habían buscado en Internet vuelos entre varias ciudades que tuvieran horarios de salida similares.

Según el diario de Washington, que cita fuentes de la lucha antiterrorista a ambos lados del Atlántico, unas 50 personas estaban bajo vigilancia y se observó que modificaban frecuentemente sus planes y que preparaban un ensayo del atentado en los próximos días. Al parecer, pretendían ocultar un explosivo líquido a base de peróxido en envases de bebida que iban a detonar con detonadores ocultos en aparatos electrónicos, como reproductores de MP3. Todo lo necesario para atentar lo llevarían en su equipaje de mano.

Las detenciones se practicaron ayer en Londres y sus alrededores y en Birmingham y, aunque se ha detenido a los principales actores de la red, la operación sigue abierta y la policía sigue practicando registros y buscando a otros implicados en la trama. Además, interroga a los detenidos ayer. Mientras, el ministro británico del Interior, John Reid, ha dicho que se mantiene el nivel máximo de alerta, "crítico", porque aunque se ha detenido a los principales responsables de la red, es imposible estar seguro "al 100%" de que se haya evitado definitivamente cualquier peligro.

Retrasos y cancelaciones

La operación de ayer obligó a elevar al máximo el nivel de alerta en Reino Unido, y provocó el caos en los aeropuertos del país y cientos de retrasos y cancelaciones en toda Europa. El cierre del aeropuerto de Heathrow, el mayor de Europa, obligó a cancelar cientos de vuelos a Reino Unido procedentes del resto del continente y de otras zonas. El país sigue hoy en alerta máxima y se esperan nuevos retrasos y cancelaciones, aunque los aeropuertos vuelven paulatinamente a la normalidad. El operador aeroportuario británico ha dicho que se ha levantado la suspensión de vuelos de corto alcance con destino Heathrow y que el aeropuerto está "muy atareado pero en calma". Las aerolíneas mantienen la mayoría de sus vuelos pero avisan a los viajeros de que puede haber retrasos y cancelaciones.

Mientras, se mantiene la prohibición de acceso a los aviones con equipaje de mano, con bebidas y con aparatos electrónicos, por lo que los viajeros tienen que llevar lo imprescindible -documentación, pasaportes y medicinas- en bolsas transparentes. Los registros en las puertas de embarque son exhaustivos.

El Banco de Inglaterra publica los nombres de 19 arrestados

El Banco de Inglaterra ha publicado una lista en la que se incluyen los nombres de 19 de los 24 sospechosos arrestados ayer por su presunta implicación en la trama terrorista desarticulada por Scotland Yard. Los nombres del documento pertenecen a individuos cuyas cuentas bancarias han sido congeladas por la institución, siguiendo instrucciones de las fuerzas de seguridad británica.

Según un comunicado del departamento del Tesoro británico, "a petición de la Policía y de los servicios de seguridad, el departamento del Tesoro ha dado instrucciones al Banco de Inglaterra para que congele las cuentas de algunos de los individuos arrestados en las operaciones de ayer".

La mayoría de los nombres se corresponden con individuos residentes en Londres, muchos de ellos de origen musulmán. Según Nic Stevenson, portavoz del departamento, la lista podría aumentar conforme avance el proceso.

Más información