Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los terroristas planeaban los ataques contra los aviones de "forma inminente"

La policía británica continúa los registros y sigue buscando más sospechosos .-Heathrow retomará su actividad normal este viernes

La policía británica continúa investigando la red terrorista que pretendía hacer estallar diez vuelos entre Reino Unido y Estados Unidos utilizando explosivo líquido. Scotland Yard sigue llevando a cabo numerosos registros, y aunque ya han sido detenidas 24 personas, la operación sigue abierta. Fuentes de Seguridad de Reino Unido han afirmado que los terroristas planeaban estos atentados de forma "inminente".

La policía británica ha asegurado que se trata de una red terrorista "de dimensión mundial" que planeaba hacer estallar artefactos explosivos ocultos en el equipaje de mano en aviones en pleno vuelo entre Reino Unido y EE UU. La operación ha obligado a aumentar los niveles de alerta en Reino Unido y EE UU y está provocando un caos aéreo en toda Europa, aunque el principal aeródromo británico, Heathrow, retoma poco a poco la normalidad desde que a las siete de la tarde, hora peninsular española, admitiera la llegada de vuelos europeos. Las autoridades aeroportuarias británicas esperan que este aeropuerto retome este viernes su actividad de forma normalizada.

Los detenidos son británicos

En cuanto a las detenciones, el ministro del Interior, John Reid, ha declarado que los principales miembros de la red terrorista han sido arrestados, aunque la operación, iniciada hace meses, continúa abierta. Las 24 detenciones se han producido en Londres y sus alrededores y en Birmingham (centro del país) y aunque no hay información oficial sobre sus nacionalidades, la BBC afirma que se trata en su mayoría de personas nadidas en el Reino Unido, aunque algunas de ellas con origen en Pakistán.

El jefe adjunto de la policía, Paul Stephenson, estima que los agentes han impedido que los terroristas cometieran "un asesinato en masa de una amplitud inimaginable". La policía, sin embargo, no ha confirmado las informaciones de la cadena británica Abc en las que aseguran que otros cinco terroristas están siendo buscados "urgentemente".

Un "ensayo" inminente

Las autoridades estadounidenses indicaron que los terroristas, presuntamente vinculados a la red Al Qaeda, tenían previsto llevar a cabo un "ensayo" o simulacro del plan en los próximos dos días. Además, la policía británica también afirma que los terroristas estaban preparados para llevar a cabo sus planes de forma "inminente".

El jefe de la policía antiterrorista, Peter Clarke, ha dicho que la red tenía una "dimensión mundial" y que "las reuniones, los viajes, movimientos y gastos de un gran número de personas en el Reino Unido y en el extranjero han sido objeto de una estrecha vigilancia". Por el momento no se conoce la identidad o nacionalidad de los detenidos. El secretario estadounidense de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, ha afirmado que lo descubierto "apunta a una trama de Al Qaeda".

Los planes de los terroristas consistían en detonar "artefactos explosivos, que debían ser construidos en Gran Bretaña, [en aviones que partieran] desde los aeropuertos británicos", según Clarke. Según las investigaciones, los artefactos debían estar compuestos por algún tipo de explosivo líquido, como los utilizados el 7-J, y ocultos en el equipaje de mano. Por ello, en los aeropuertos británicos y estadounidenses se ha prohibido que los viajeros accedan a los aviones con ningún tipo de envase con líquido -refrescos, cremas, lociones, champú…

El Gobierno ha elevado en todo el país el nivel de alerta hasta "crítico", el máximo de una escala de cinco, que significa que el atentado o atentados iban a cometerse de forma inminente, tal vez hoy mismo, y que "conllevan un extremado nivel de amenaza para el Reino Unido".

Objetivos

El secretario de Departamento de Seguridad de EE UU, Michael Chertoff, ha revelado que los objetivos del grupo terrorista serían los vuelos con destino Nueva York, Washington y Los Ángeles, procedentes de Londres, aunque fuentes del departamento de Información hablan de tres grandes compañías estadounidenses implicadas, United, American and Continental con vuelos a Nueva York, Washington y California. Según Chertoff, el plan se encontraba en sus últimas etapas para ser operativo y era "altamente sofisticado", lo que "sugeriría vínculos" con la red Al Quaeda, aunque ha asegurado que la investigación continúa abierta tanto en Estados Unidos como en Reino Unido y que es pronto para avanzar conclusiones. Desde la Casa Blanca, el portavoz, Tony Show, ha reconocido que esta trama representaba una "amenaza grave" tanto para Reino Unido como para EE UU.

La ayuda de Pakistán

La Inteligencia paquistaní ayudó a los servicios de seguridad británicos a desbaratar el complot terrorista en Reino Unido, según han informado bajo el anonimato dos responsables del Gobierno y de los servicios secretos paquistaníes. Según estas fuentes, un militante islamista detenido cerca de la frontera de Pakistán con Afganistán hace unas semanas proporcionó información valiosa para desmantelar el com

Más información