El líder de Al Qaeda en Irak muere en un bombardeo estadounidense al noreste de Bagdad

La red terrorista confirma en Internet la muerte de Abú Musab Al Zarqaui

El líder de Al Qaeda en Irak, el jordano Abú Musab Al Zarqaui, murió anoche durante un bombardeo estadounidense al noreste de Bagdad, según ha confirmado el primer ministro iraquí, Nouri al Maliki. El terrorista estaba considerado como "el enemigo número uno de Estados Unidos en Irak". El Pentágono, que ha difundido fotos del cadáver, le considera responsable de captar a los terroristas extranjeros que se inmolan en Irak.

Más información

En rueda de prensa en Bagdad, Al Maliki ha explicado que la muerte de Al Zarqaui se produjo a las 18.15 hora local (16.15 hora peninsular española) de ayer en un ataque aéreo contra la aldea de Hibib, cerca de Baquba, capital de la provincia suní de Diyala, al noreste de Bagdad. Siete de sus ayudantes perdieron la vida con él. "Hoy, Al Zaraqui ha sido eliminado", ha afirmado Al Maliki, lo que ha suscitado un fuerte aplauso en la sala. "Su muerte ayudará al Gobierno iraquí a acabar con la campaña terrorista", ha añadido, rodeado del embajador de EE UU en Irak, Zalmay Jalilzadeh, y el comandante en jefe de las tropas de EE UU en ese país, George Cassey. Jalilzadeh ha declarado que es una victoria en la guerra contra el terrorismo.

"A pesar de su muerte, el grupo terrorista que lideraba sigue siendo peligroso", ha advertido. El primer ministro iraquí ha precisado que Al Zarqaui murió en una operación de las tropas multinacionales y las fuerzas de seguridad iraquíes contra una vivienda ubicada al norte de la ciudad de Baquba, a 65 kilómetros de Bagdad. Una fuente del Gobierno ha anunciado que uno de los mayores colaboradores de Zarqaui ha sido capturado. Este terrorista podría tener información crucial sobre la organización. Maliki, nombrado hace solo mes y medio, ha coincidido con Jalilzadeh en que la muerte de Zarqaui es un "éxito", y ha instado a los grupos violentos que operan en Irak a acabar con sus ataques: "Esto es un mensaje para todos los que están envueltos en la violenta campaña para que acaben con ella, porque estamos decididos, con ayuda de Dios, a continuar con nuestros esfuerzos contra los terroristas y asesinos".

Al Qaeda confirma la muerte

La rama iraquí de Al Qaeda también ha conformado la muerte de su líder. "Anunciamos el martirio de nuestro guerrero Sheikh Abu Musab al Zarqaui en Irak y recalcamos que supone un honor para nuestra nación", señala el comunicado publicado en una web y firmado por un lugarteniente de Al Zarqawi, Abu Abdel Rahman al Iraqí. Indica que la desaparición de Zarqaui "sólo incrementará" su "insistencia en continuar con la guerra santa hasta que la palabra de Dios llegue a ser suprema". Y añade: "La muerte de nuestros líderes significa la vida para nosotros". Además, las fuerzas estadounidenses en Irak han mostrado una fotografía del cuerpo de Al Zarqaui, con barba y cabello oscuros y los ojos cerrados. En esta compareciencia, un portavoz de EE UU ha precisado que "aviones F-16 fijaron el lugar (donde se encontraba Al Zarqaui) y lanzaron una bomba de 500 libras (227 kilogramos) sobre el lugar. Después comprobaron si había acertado en el blanco y lanzaron otra bomba".

A Zarqaui, considerado por el propio Bin Laden como "el emir" de la red terrorista en Irak, se le atribuyen los atentados más sangrientos ocurridos en ese país, además del secuestro de decenas de personas, incluidos varios extranjeros. Era la persona más buscada del mundo después de Bin Laden y de su lugarteniente, el egipcio Ayman al Zawahiri, y ha sido condenado a muerte varias veces en Jordania, donde se le acusa de ser el autor intelectual del triple atentado de noviembre pasado en tres hoteles de Amán, que causó la muerte de 60 personas. Estados Unidos había ofrecido 25 millones de dólares (20 millones de euros) por su captura, la misma cantidad que por Bin Laden.

Ayuda jordana

En cuanto a la pista que llevó a Al Zarqaui, Maliki ha señalado que la operación fue "resultado de la fructífera cooperación de ciudadanos iraquíes sobre el terreno", en aparente alusión a que se logró con información de dichos ciudadanos. Puede que los servicios secretos jordanos ayudaran también a las fuerzas estadounidenses e iraquíes para planificar la operación. Al parecer, Zarqaui presidía una reunión de su grupo terrorista cuando comenzó la operación. Al Zarqui murió a los diez minutos del ataque y su identidad fue confirmada con fotografías recientes de los servicios secretos.

Ahmad Fadil Nazzal Al-Khalayleh, más conocido como Abú Musab Al Zarqaui, de 38 años, está considerado por Estados Unidos como su enemigo número uno en Irak. Desde 1991 fue relacionado con actividades terroristas por las autoridades jordanas, que lo encarcelaron y amnistiaron en 1999. Entonces, contactó con la cúpula de Al Qaeda en Pakistán. Tras entrenarse en Herat (Afganistán) y pelear contra las fuerzas de EE UU (mató a unos 80 soldados). Desde julio de 2003 estaba en Irak. EE UU cree que es el responsable de captar a los terroristas extranjeros que se han suicidado en Irak, matando a cientos de personas.

Lo más visto en...

Top 50