Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bachelet tilda de "inaceptable" que Fujimori haga campaña política desde Chile

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, consideró ayer "inaceptable" que el ex presidente peruano Alberto Fujimori, sometido a un juicio para decidir su extradición a Perú, "haga uso de nuestro territorio para hacer campaña política", según las declaraciones vertidas en una entrevista con la radio W. Y añadió que "hemos dado pasos para darle a entender al señor Fujimori que [su actitud] no es conveniente y no es aceptable para el Gobierno de Chile".

La presidenta aludió a la advertencia que la Dirección de Extranjería hizo el martes al ex presidente peruano (1990-2000) para que se abstenga de hacer declaraciones políticas.

Fujimori, que está buscado por la justicia peruana para ser juzgado por 10 delitos de corrupción y dos de violaciones a los derechos humanos, obtuvo el pasado jueves la libertad provisional tras seis meses de detención en la Escuela de Gendarmería de Santiago. Desde entonces, ha realizado profusas declaraciones a medios de prensa sobre asuntos que molestaron al Gobierno peruano, como la elección presidencial en ese país y la posibilidad de volver a Japón.

Perú expresó su malestar a Chile el lunes a través de una nota diplomática, ante la que las autoridades chilenas reaccionaron con la advertencia del martes al ex mandatario peruano a través de un oficio enviado por la Cancillería a la Corte Suprema. El documento explicaba que Fujimori sobrepasaba sus derechos como extranjero con declaraciones que perturbaban las relaciones con un país amigo y se pedía al tribunal estudiar qué medidas podía adoptar para terminar con la situación.

Fría acogida

El oficio tuvo una fría acogida en la Corte Suprema. Su presidente, Enrique Tapia, comentó que ese tribunal "no puede callar a una persona". El oficio quedó finalmente en manos del juez Orlando Álvarez, encargado del juicio de extradición, quien se limitó a señalar que lo estudiaría. Enrique Tapia aclaró que el oficio tenía como único objetivo "poner la situación en nuestro conocimiento" y descartó la intromisión del Ejecutivo en materias judiciales.

La única norma legal que impide a Fujimori hacer declaraciones políticas es la Ley de Extranjería, cuya aplicación no depende del poder judicial. Por ello, la advertencia a Fujimori hace hincapié en su condición de extranjero con visado de turista vencido y con el juicio de extradición pendiente como único motivo para que permanezca en Chile.

"A nosotros nos ha parecido llamar la atención a la Corte Suprema en el sentido de señalarle que estamos preocupados por esta situación y que vean qué medidas pueden arbitrar ellos para que esta situación no se prolongue", explicó ayer Bachelet.