Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Ibrahim Rugova, líder de la independencia de Kosovo

El presidente de la provincia serbia, que padecía cáncer de pulmón, muere sin ver cumplido su sueño

El presidente de Kosovo, Ibrahim Rugova, ha muerto hoy tras meses de lucha contra un cáncer de pulmón que le fue diagnosticado en septiembre del año pasado, según ha confirmado el ministro para la Descentralización, Lutfi Haziri. El presidente, líder de la independencia de la provincia serbia, se encontraba en tratamiento en su residencia en Pristina. A causa de este fallecimiento, que deja un gran vacío en la política de los Balcanes, se ha pospuesto el inicio de las negociaciones sobre el futuro estatuto para determinar la independencia de Kosovo.

El histórico líder independentista de la mayoría albanesa de Kosovo confirmó el pasado 5 de septiembre que padecía de un cáncer pulmonar e indicó su intención de seguir en el cargo ante las negociaciones sobre el futuro estatuto de la provincia. Unas semanas más tarde, Rugova fue elegido como presidente del equipo albano-kosovar en esas negociaciones, que debían comenzar en breve bajo la dirección del enviado de la ONU para la zona, el ex presidente finlandés Marti Atisaari.

Rugova, de 61 años, se destacó como el líder de la independencia de Kosovo contra la política de limpieza étnica del régimen de Slobodan Milosevic en la provincia serbia. La lucha entre las guerrillas kosovares y el ejército serbio (1998-99), obligó finalmente a intervenir a la comunidad internacional. El conflicto provocó la intervención de la OTAN, que bombardeó durante semanas las posiciones del ejército serbio en la provincia, hasta finalmente acabar con la presencia militar serbia en la zona y establecer un régimen de protectorado bajo el paraguas de la ONU.

Segundo mandanto al frente de Kosovo

Tras dicho conflicto, Rugova consiguió con muchas dificultades en noviembre de 2001 hacerse con la presidencia de Kosovo, en las primeras elecciones presidenciales del territorio, entonces convertido en protectorado. Ahora se encontraba en un segundo mandato, para el que fue reelegido en diciembre de 2004.

El presidente fallecido dominaba la escena política de Kosovo desde comienzos de la década de 1990, cuando encabezó un movimiento pacifista contra la política del ex presidente serbio y yugoslavo Slobodan Milosevic, que había abolido la autonomía de esa provincia meridional serbia. En 1992, Rugova fue elegido "presidente" de la "república" de Kosovo, autoproclamada por los albano-kosovares y jamás reconocida internacionalmente.

Durante el conflicto entre la guerrilla separatista albano-kosovar del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) y las fuerzas de seguridad serbias (1998-1999) parecía que Rugova había perdido la popularidad entre los albano-kosovares. No obstante, después del fin de la guerra y la puesta de la provincia bajo protectorado provisional de la ONU, en junio de 1999, Rugova fue elegido en 2002 y 2004 como presidente de Hosovo y su Liga Democrática de Kosovo (LDK) fue el partido más votado en ambas elecciones parlamentarias celebradas en la provincia.