Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las FARC se niegan a aceptar el intercambio de secuestrados mientras Uribe presida Colombia

"Con Uribe no habrá intercambio humanitario". Así titula el Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el comunicado en el que descartan el plan presentado por una comision de España, Suiza y Francia para lograr un acuerdo humanitario que ponga fin al drama de 63 secuestrados canjeables que esta guerrilla tiene en su poder con la intención de cambiarlos por sus combatientes que están en prisión.

El comunicado, de apenas cuatro párrafos, apareció en la página web de esta organización guerrillera y está fechado en las "montañas de Colombia", el pasado 29 de diciembre.

En ella acusan al presidente colombiano Álvaro Uribe de haber "lanzado al despeñadero todo un esfuerzo diplomático" , al querer explotar electoralmente la iniciativa . "Lamentamos esta actitud precipitada y ligera del presidente, hacemos un reconocimiento a los buenos oficios de los Gobiernos de Francia, Suiza y España", dice el segundo párrafo del escueto y sorpresivo comunicado. Desde hace unos días se hablaba de un posible encuentro de los delegados de los países facilitadores con Raúl Reyes , portavoz de las FARC, pues éstos querían conocer más detalles antes de hacer un pronunciamiento oficial.

Según el Estado Mayor insurgente, el principal obstacúlo que tiene el acuerdo humanitario "es la ausencia de voluntad política en el actual presidente" . Según ellos, Uribe se la ha jugado por el rescate militar de los prisioneros.

La fórmula de los países amigos, presentada el 12 de diciembre, planteaba la desmilitarización de 180 kilómetros cuadrados en el departamento del Valle al suroccidente del país y la presencia de 40 observadores internacionales, la Cruz Roja Internacional y delegados de España Francia y Suiza para garantizar la seguridad de los negociadores; en la zona no habría ni soldados y ni guerrilleros.

Aunque siempre se dijo que fue presentada al mismo tiempo a las dos partes , las FARC dicen en su comunicado que aún no la conocen . El hoy presidente-candidato la aceptó de inmediato modificando su posición de no desmilitarizar ni un centímetro de territorio colombiano para negociar con las FARC. Muchos analistas calificaron de precipitada la reacción de Uribe.

El comunicado esta fechado un día después de que el presidente le declarara la guerra a las FARC en la Serranía de la Macarena —parque de inmensa riqueza natural— en la orinoquía colombiana, tras un atanque que dejó 29 militares muertos.

Las autoridades dicen que los soldados muertos habían prestado, días antes, seguridad a un grupo de erradicadores manuales de coca. "Que el mundo sepa que las FARC han sembrado los parques naturales de droga" , dijo Uribe al anunciar su ofensiva que incluye la captura de milicianos en varios municipios. Para las FARC estos anuncios solo apuntan a distraer la atención del país sobre "el estruendoso fracaso de la politica de Seguridad Democratica —bandera de este Gobierno— con inolcultables propósitos electorales".

Entre los canjeables hay 25 políticos, uno de ellos Ingrid Betancourt, ex candidata presidencial y ciudadana francesa, tres estadounidenses y 34 miembros de la fuerza pública. Dos de estos últimos llevan ya ocho años en poder de las FARC.