Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Annan descarta el envío de una fuerza de paz a Irak y apuesta por un contingente multinacional

España de retirar las tropas que "el 1 de julio se tendrá una situación más clara"

El secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, afirma hoy que el Consejo de Seguridad trabaja para crear "una fuerza multinacional bajo un mando unificado que colabore con el Gobierno iraquí", al tiempo que descarta el envío a Irak de una fuerza de paz de la ONU, en una entrevista desde Nueva York que publica hoy el diario italiano Il Corriere della Sera.

"No creo que los miembros del Consejo de Seguridad estén pensando en la creación de una fuerza de paz de la ONU en Irak. Mi impresión es que se están empeñando en crear una fuerza multinacional bajo un mando unificado que colabore con el Gobierno soberano iraquí y contribuya al mantenimiento y la seguridad del país", explica Annan.

Sobre la decisión del líder del PSOE y próximo presidente del Gobierno español, José Luis Zapatero, de retirar las tropas españolas en Irak, Annan comentó que espera que "el 1 de julio se tendrá una situación más clara, en la que será evidente que todos los contingentes militares extranjeros están presentes por invitación de un Gobierno iraquí soberano y con la autorización del Consejo de Seguridad". En cualquier caso, ha subrayado que "es una decisión que corresponde a España".

Preocupado por la guerra preventiva

El secretario general de la ONU anuncia además que mandará de nuevo a Irak a su consejero especial, Lajdar Brahimi, "para dar consejo y asistencia en la formación de un Gobierno iraquí provisional como ha pedido el Consejo de Gobierno iraquí". "Aunque como siempre he dicho es necesario que haya un adecuado nivel de seguridad para poder enviar al personal de la ONU para que realice su trabajo", añade.

Por otra parte, Annan comenta que espera que se puedan presentar algunas "ideas nuevas" para una reforma del Consejo de Seguridad, "para que pueda estar en grado de afrontar algunas de las mayores amenazas de nuestro tiempo, como el terrorismo y las armas de destrucción masiva". Preguntado sobre la teoría estadounidense de la guerra preventiva, Annan se muestra preocupado "porque en el caso en el que un imposición de este tipo fuese adoptada, podría constituir un precedente para una consiguiente proliferación del uso unilateral e ilegal de la fuerza, con o sin justificación".

"Aunque al mismo tiempo no se puede denunciar el unilateralismo si no afrontamoss las preocupaciones de alguos Estados que se sienten más vulnerables, ya que son estas preocupaciones las que les obligan a opciones unilaterales", dice Annan.