Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El detenido por el asesinato de la ministra sueca de Exteriores confiesa el crimen

El examen psiquiátrico del sospechoso podría demorar el inicio del proceso

Mijailo Mijailovic, de 25 años, detenido por el asesinato de la ministra de Exteriores sueca, Anna Lindh, ha confesado su crimen esta mañana, según ha informado su abogado, Peter Althin.

Según Althin, Mijailovic reconoció los hechos durante un interrogatorio realizado el pasado martes a petición del propio letrado. El arrestado, de origen serbio, fue detenido a finales de septiembre, pocos días después de que Lindh fuera asesinada.

La ministra, de 46 años y madre de dos hijos, fue apuñalada el 10 de septiembre en unos grandes almacenes de Estocolmo y falleció la madrugada del 11 de septiembre.

El asesinato de Lindh, ferviente europeísta, causó una gran conmoción en el país, que debatía en aquel momento su incorporación a la moneda única. Sin embargo, en el referéndum celebrado cuatro días después del fallecimiento de la titular de Exteriores, los suecos volvieron la espalda al euro.

Juicio inminente

Althin rechazó ayer pedir una ampliación de la investigación preliminar del caso, con lo que la acusación podría ser formulada el próximo día 12 y el juicio podría iniciarse como muy tarde el día 19, respetando los plazos iniciales . No obstante, el abogado ha asegurado que la confesión de su defendido podría provocar una demora en el inicio del proceso, porque su cliente podría requerir ahora un examen psiquiátrico.

Según informes policiales filtrados a los medios suecos, los restos de ADN de Mijailovic coinciden con los hallados en las ropas del asesino y en el arma. El apoyo del gobierno sueco, especialmente de Lindh, a los bombardeos de la OTAN en Serbia en 1999 ha sido señalado como el posible móvil del crimen.