Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK

Mueren 15 soldados de EE UU al ser abatido su helicóptero en Irak

Es el ataque más mortífero de la resistencia contra objetivos militares desde el fin de la guerra.- Dos empresarios estadounidenses mueren en un atentado

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, fue rotundo al afirmar ayer, cuando se cumplían los seis meses del final de los combates, que "completará su misión en Irak". Pero los hechos han vuelto a demostrar hoy que no podrá hacerlo sin que corran ríos de sangre, nutridos en parte por sus soldados. La resistencia armada contra la ocupación ha llevado a cabo su ataque más mortífero contra objetivos militares estadounidenses, al derribar un helicóptero de transporte de tropas. Al menos 15 soldados (uno más según la cadena de noticias CNN) han muerto y otros 21 han resultado heridos.

La "llamarada de violencia insignificante desde el punto de vista estratégico y operativo", que así fue como calificó a los insurgentes iraquíes ayer el militar estadounidense de más rango en el país, se ha cobrado ya la vida de al menos 136 soldados desde el 1 de mayo, fecha en la que Bush anunció el fin de los combates a gran escala. Antes de esa fecha, desde el principio de la guerra, habían fallecido 114. Además, dos empresarios estadounidenses que trabajaban para el Pentágono han fallecido en un atentado con bomba en Faluja, según fuentes militares.

Desde un arma portatil

El helicóptero Chinook derribado hoy volaba en dirección al aeropuerto de Bagdad con más de una treintena de soldados a bordo, que debían coger un avión para dejar el país unos días y descansar así de la tensión del conflicto. El aparato, un enorme artilugio volador de doble hélice, es utilizado normalmente para el transporte de tropas, y aunque va artillado no es un blanco complicado dada su relativa lentitud.

Fue derribado a las nueve de la mañana (hora local) por un misil tierra-aire lanzado desde un arma portátil, que se dispara apoyada en el hombro, lo que supone un paso más en la sofisticación de la resistencia armada. El helicóptero cayó en los barrios de la periferia de la capital iraquí, no muy lejos del perímetro de seguridad del aeropuerto de la ciudad, usado por las tropas ocupantes como cuartel general. Junto a él volaba otro aparato similar, con 25 soldados a bordo, que no resultó alcanzado por el ataque.

En concreto, el helicóptero se estrelló cerca de un pueblo, Hasi, a 40 kilómetros al suroeste de la capital, y no muy lejos de Faluja. En esa ciudad se han concentrado ataques constantes contra las tropas ocupantes; hoy, decenas de iraquíes se han trasladado hasta el lugar del impacto para celebrarlo y guardar piezas del desastre de recuerdo.

Un iraquí muerto y ocho heridos por obuses

Un civil iraquí ha muerto y otros ocho han resultado heridos, dos de estos de gravedad, esta noche al caer seis obuses de mortero sobre un barrio céntrico de Kirkuk, en el norte de Irak. Además, un policía ha resultado herido por la explosión de un artefacto al este de esa ciudad, ha indicado una fuente policial.

El general Turhan Yussef ha declarado que varios obuses de mortero "fueron disparados hacia las 23.20 (21.20 hora peninsular española) sobre el barrio Al Dobbat, en el centro de Kirkuk".

La Casa Blanca promete informar

La Casa Blanca ha aceptado entregar al Senado todos los documentos y entrevistas que una comisión de la Cámara Alta le solicitó para investigar la información de los servicios de inteligencia sobre la que se basó la decisión de ir a la guerra contra el régimen de Sadam Husein. Así lo ha afirmado hoy el senador Pat Roberts, después de que la fecha límite que le impuso al Ejecutivo la Cámara Alta pasara el viernes sin noticia alguna.

"La Casa Blanca ha aceptado entregarnos los documentos y entrevistas que queremos. Todos los documentos que queremos estarán disponibles. Si están o no disponibles el lunes o el martes, eso es otra cosa", ha añadido.

Más información