Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK

Lanzan varias granadas contra un hotel de Bagdad en el que se alojan responsables estadounidenses

EE UU enviará a Irak 10.000 soldados más de Infantería y asegura haber detenido a a 19 miembros de Al Qaeda

El hotel Al Rashid de Bagdad, en el que se aloja personal militar y civil estadounidense, ha sido atacado a primera hora de esta mañana con tres granadas autopropulsadas, segun ha informado el Ejército de Estados Unidos, que ha precisado que no se han producido víctimas. Ante la cada vez más evidente falta de seguridad, el Departamento de Defensa ha anunciado esta noche el traslado a Irak de 10.000 soldados de Infantería de la Guardia Nacional del Ejército. Además, otros 5.000 han sido puestos en alerta para un posible despliegue.

Sobre el atentado de Bagdad, el Ejército estadounidense ha confirmado que no se han producido víctimas, y apenas daños materiales. Tras el ataque, que se ha producido hacia las 6.30 hora local (dos horas menos en España) desde una de las calles del cercano barrio de Salhiya, las tropas estadounidenses han reforzado la seguridad en torno al hotel, el más prestigioso de la ciudad y convertido en símbolo de la ocupación por alojar a buena parte del personal civil y militar de EE UU.

En cuanto al aumento del número de efectivos militares, un portavoz del Ejército ha dicho que la orden de movilización fue transmitida a la 30 Brigada de Infantería en Carolina del Norte y la 39 Brigada de Infantería en Arkansas, cada una de las cuales aportará 5.000 efectivos. Estados Unidos mantiene actualmente en Irak a más de 130.000 soldados. El Ejército también ha anunciado que ha puesto en alerta a la 81 Brigada de la Guardia Nacional, en el Estado de Washington, cuyos 5.000 efectivos deberán estar preparados para ser destacados en Irak. Por otro lado, casi 300 ciudadanos extranjeros han sido detenidos en Irak en las operaciones realizadas por las fuerzas militares de Estados Unidos, entre ellos 19 personas sospechosas de pertenecer a la red terrorista Al Qaida, según ha informado el administrador de EE UU para Irak, Paul Bremer.

Otros grupos terrroristas

En una conferencia de prensa ofrecida en el Pentágono, Bremen ha indicado que muchos de esos "terroristas extranjeros" se están infiltrando en Irak a través de la frontera con Siria y que al menos 19 de ellos pueden ser miembros de la organización terrorista Al Qaida (La Base), que dirige el millonario saudí Osama Bin Laden.

Entre los terroristas presentes en Irak, Bremer ha distinguido dos grupos. El primero es el de Ansar-al-Islam, "cercano a Al Qaeda, que se reconstituyó y se infiltró de nuevo tras la guerra y que cuenta probablemente con varios cientos de miembros en Irak". El segundo es el de mercenarios: "tenemos por otro lado terroristas extranjeros que se infiltran ampliamente por la frontera siria. Algunos de entre ellos son también de Al Qaeda (...) Algunos quizás sólo vinieron como mercenarios", ha añadido.

Bremer ha manifestado que durante los últimos meses las fuerzas militares en Irak han tenido que enfrentarse a varias amenazas a su seguridad. Entre ellas ha señalado a un grupo que ha denominado como Fedayin Sadam, en donde está, según Bremer, "los asesinos de los viejos servicios de información" y que son los principales responsables de los ataques contra las fuerzas de la coalición.

La petición de 87.000 millones es indivisible

La petición del Gobierno de EE UU de 87.000 millones de dólares para las operaciones y reconstrucción de Irak y Afganistán es indivisible, según ha asegurado Bremer. La petición, que incluye 20.000 millones para la reconstrucción de Irak, ha generado fuertes críticas y preocupación en el Congreso, tanto de demócratas como republicanos, y algunos legisladores han propuesto dividirla, para aprobar rápidamente el gasto militar y discutir luego qué es necesario en la reconstrucción.

Pero Bremer ha salido hoy al paso de esas propuestas, y ha asegurado que "ésta es una petición integrada en la que no hay una parte más importante que otra". "Los 20.000 millones son una parte esencial" del total, ha afirmado Bremer durante una rueda de prensa en el Pentágono, en la que ha insistido en que si la reconstrucción de Irak no tiene éxito, ese país será "el mismo caldo de cultivo del terrorismo que hemos visto en otros países en los últimos 20 años".

Más información