Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA AMENAZA TERRORISTA

Liberados los jóvenes detenidos por hacer comentarios sobre un ataque a Miami

Los arrestados niegan haber tenido esa conversación y acusan a la camarera de racista

La policía del Estado de Florida ha liberado esta madrugada a los tres jóvenes estudiantes estadounidenses de origen árabe que fueron detenidos ayer por haber realizado presuntamente comentarios sobre un hipotético atentado a la ciudad de Miami, que pusieron en alerta a todo el Estado.

Los jóvenes, estudiantes de medicina y cuyas identidades se desconocen, negaron los comentarios sobre un ataque terrorista y uno de ellos ha indicado que la mujer que los acusó posiblemente lo hizo influenciada sus rasgos físicos. Los ahora liberados son de origen iraquí, jordano y paquistaní, dos de ellos ciudadanos de EE UU.

La detención se produjo después que el jueves por la tarde las autoridades lanzaran una alerta policial tras escuchar las acusaciuones de una mujer de Georgia, Eunice Stone, que aseguró haber escuchado al grupo conversar en árabe y en inglés, prometiendo "poner de rodillas a Miami el viernes 13" y perpetrar el presunto ataque en Chicago.

Alerta en Florida

La mujer, tras seguir a los jóvenes y apuntar la matrícula del vehículo en el que viajaban, avisó a la policía, que lanzó una orden de búsqueda y una alerta policial a las plantas nucleares, los aeropuertos, los puertos marítimos de Miami y Everglades.

Los tres hombres fueron finalmente detenidos en la carretera entre la ciudad de Naples, en el oeste de Florida, y Fort Lauderdale, en el este, cuando uno de los automóviles pasó por una cabina de peaje sin pagar.

Los artificieros revisaron los vehículos de los jóvenes, que no colaboraron con la policía, con equipos especiales, incluyendo un robot, y perros adiestrados para detectar bombas, sin encontrar explosivos o productos químicos.

El alguacil del condado de Collier, Don Hunter, ha señalado que los presuntos comentarios del trío pudieron ser una broma y en caso de que lo comprueben, las autoridades podrían presentar cargos contra ellos. Los detenidos, por su parte, han denunciado la persecución que sufren los musulmanes en el país.