Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PORTUGAL

El nuevo jefe del Ejecutivo luso ofrece a la oposición un pacto para superar la crisis

Su Gobierno presentará en el Parlamento un Presupuesto Rectificado para 2002

El primer ministro portugués, José Manuel Durao Barroso, ha anunciado, durante su discurso de toma de posesión, que su Gobierno ofrecerá a la oposición un pacto nacional para salvar al país de la "situación de crisis" y presentará en el Parlamento un Presupuesto Rectificado para 2002.

El nuevo jefe de Gobierno ha avanzado que su programa, cuya presentación en el Parlamento tendrá lugar dentro de diez días, incidirá en la crisis financiera y presupuestaria para "recuperar el retraso respecto a los socios europeos" y relanzar la economía nacional.

De este modo, la coalición de centro derecha centrará sus dos primeros años de legislatura en alcanzar "el equilibrio de las cuentas públicas" en 2004, según lo acordado con Bruselas, para lo que ofrecerá un pacto nacional a la oposición, liderada por sus antecesores socialistas, con la participación de trabajadores, empresarios y agentes sociales para alcanzar estos objetivos de "interés nacional".

"El Gobierno se compromete a proponer este pacto y hará todo lo que esté a su alcance para que Portugal no falle un objetivo que si no es alcanzado comprometerá nuestra credibilidad nacional y nos conducirá a una posición subalterna en la Europa contemporánea", subraya el nuevo jefe del Ejecutivo.

En el campo social, Durao Barroso ha mostrado su intención de salvar la deuda del sistema de sanidad y apoyar políticas de prestación social para "los más pobres". "El equilibrio en la cuentas públicas no es un fin en sí mismo para otros objetivos, pero sí un medio para otros objetivos", añadió.

Nuevo Gobierno

El Ejecutivo de Durao Barroso, con 17 ministros y con 34 secretarios de Estado, es el más reducido desde 1985, cuando Portugal se adhirió a la entonces Comunidad Económica Europea.

En el nuevo gobierno luso destaca la presencia de Manuela Ferreira Leite, número dos del ejecutivo, que acumulará bajo su responsabilidad los ministerios de Finanzas, Estado, Administración Pública y Planeamiento (fondos estructurales).

Junto a Ferreira Leite, muchos miembros del próximo ejecutivo formaron parte del gabinete ex primer ministro Aníbal Cavaco Silva, entre 1985 y 1995.

Por su parte, el conservador Partido Popular (CDS-PP), aliado del Partido Social Demócrata (PSD) en la próxima legislatura para sumar la mayoría necesaria en el parlamento, se hace cargo de los ministerios de Trabajo y Solidaridad, Justicia y Defensa, en manos de su líder, Paulo Portas, también Ministro de Estado.

Respecto al resto de ministerios, el nuevo responsable de Exteriores es el embajador portugués en Madrid desde 1999, António Martins da Cruz, mientras que la cartera de Economía fue atribuida a Carlos Tavares, administrador del Banco Santander Portugal y antiguo secretario de Estado de Cavaco Silva.

Así mismo, Durao Barroso ha procedido a la división del ministerio de Educación en dos apartados, Primaria y Secundaria, que estará en manos de David Justino, y Ciencias y Enseñanza Superior, de Pedro Lynce.

Además, el ministro de Interior será António Figueiredo Lopes, consejero de la Comisión Europea, el de Obras Públicas, Valente de Oliveira, Medio Ambiente, Isaltino Morais, Agricultura, Sevenante Pinto y Cultura, Pedro Roseta.

Luís Filipe Pereira será el nuevo ministro de Sanidad, Nuno Morais Sarmento ha sido designado ministro de la Presidencia, José Luís Arnaut como ministro adjunto del Primer Ministro, y Domingos Jerónimo, como secretario de Estado de la Presidencia del Consejo de Ministros, completan el nuevo Gobierno luso.