Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

EE UU considera a Arafat el interlocutor palestino pese a las presiones de Israel

El ministro israelí de Defensa sugiere a EE UU cuatro líderes para reemplazar al presidente de la ANP

El Cairo / Washington

Estados Unidos considera a Yasir Arafat "el dirigente elegido por el pueblo palestino" y continuará trabajando con él en busca de la paz, según ha subrayado el subsecretario de Estado estadounidense para Oriente Próximo, William Burns. Esta declaración de respaldo se produce al tiempo que se incrementan las presiones israelíes para que EE UU invalide a Arafat como interlocutor válido.

"Nuestra posición está bien clara. El presidente Arafat fue

elegido por el pueblo palestino, y por ello seguiremos trabajando con él y con la parte israelí para hacer que ambos bandos vuelvan a la mesa de negociaciones", ha señalado Burns, enviado de su país para Oriente Próximo, tras una entrevista en El cairo con el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

Mientras tanto, cercado en su cuartel de Ramala por los tanques del primer ministro israelí, Ariel Sharon, que incluso ha lamentado abiertamente no haberle podido "liquidar" hace 20 años, Arafat asiste a la campaña de descrédito y aislamiento orquestada por Israel para desplazarle del primer plano de las difíciles relaciones palestino-israelíes.

Las últimas presiones han sido ejercidas en las últimas horas por el ministro de Defensa de Israel, Benjamin Ben Eliezer y el ministro de Seguridad Pública, Uzi Landau, en conversaciones con altos funcionarios estadounidenses previas a la visita a EE UU que inicia mañana el primer ministro Sharon.

Los cuatro 'candidatos'

Ben Eliezer ha ofrecido una lista de los cuatro líderes que podrían sustituir a Arafat: Ahmed Qurea (conocido como Abu Ala) presidente del Parlamento palestino; Mahmud Abas (Abu Mazen), segundo de Arafat; Yibril Rayub, director de la Seguridad Preventiva en Cisjordania; y Mohamed Dahlán, director de la Seguridad Preventiva en Gaza.

En este sentido, el ministro de Defensa ha señalado, tras reunirse con el secretario de Estado, Colin Powell, que "es necesario que EE UU continúe ejerciendo presión sobre Arafat y que abra una línea de conversaciones con otros dirigentes de su órbita que son más realistas y que se oponen a él".

Por su parte, Landau ha asegurado que la ANP, con Arafat a la cabeza, ha pasado a ser parte del "eje del mal" integrado por países que promueven el terrorismo.

Los ministros no han querido comentar la reacción estadounidense a su respuesta, aunque Ben Eliezer ha apuntado que cree que "comparten las dificultades que plantea reanudar las conversaciones de paz".

En las últimas semanas, tanto el Gobierno de EE UU como el de Israel han acusado a Arafat de no tomar medidas suficientes para terminar con los ataques terroristas.

El apoyo de Peres

Sin embargo, el ministro israelí de Asuntos Exteriores, el laborista Simon Peres, ha puesto en duda que Israel pueda encontrar un interlocutor alternativo a Arafat, y ha manifestado que "cuando Sharon se reúne con responsables palestinos, se está reuniendo de hecho con representantes de Arafat, puesto que éstos no buscan reemplazarle sino cambiar su estrategia".

El líder palestino declaró ayer al diario británico The Mirror que está "comprometido" con el proceso de paz. "Estamos decididos a poner fin al conflicto, la comunidad internacional en su conjunto se verá afectada por lo que pase en Oriente Próximo", aseguró Arafat que manifestó que la paz en la región "garantizará la paz en el mundo entero".