Escasez de denuncias

Escasez de denuncias. Algunas mujeres sometidas al poder de las mafias se atreven a denunciar a sus proxenetas. Pero, según explica la policía, el testimonio de estas chicas en muchas ocasiones no sirve, ya que su situación emocional les hace cambiar de opinión y presentar testimonios inestables. 'Para que las chicas denuncien hay que sacarlas del lugar de donde ejercen la prostitución porque allí no van a contar nada', explican.