Una bomba deja 16 heridos en el sureste de Turquía, la región de mayoría kurda

Una bomba deja 16 heridos en el sureste de Turquía, la región de mayoría kurda. Dieciséis personas resultaron heridas ayer al estallar una bomba en una cafetería de la ciudad de Van, al este de Turquía, aunque el gobernador local, Abdulkadir Sari, sólo eran siete las víctimas. Esa región, de mayoría kurda, suele ser escenario de las operaciones de la guerrilla separatista del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), cuyo líder, Abdalá Ocalan, acaba de ser condenado a muerte. Según el gobernador, preguntado por la cadena de televisión NTV, "ninguno de los heridos se encontraba en estado crítico". La deflagración se produjo hacia las diez de la noche (las nueve hora peninsular española). Se da la circunstancia de que la cafetería donde se produjo la explosión se encuentra situada en el mismo edificio que la oficina del alcalde de la ciudad.