El padre de Elon Musk dice que la ambición de su hijo se debe a la educación austera que recibió: “Fui un padre estricto”

Errol Musk ha desvelado detalles sobre la infancia del presidente de Tesla en una entrevista en la que ha reconocido que no ve a su hijo desde hace seis años

Errol Musk, el padre de Elon Musk, en su casa de Langebaan, en Sudáfrica, el 26 de mayo de 2022.
Errol Musk, el padre de Elon Musk, en su casa de Langebaan, en Sudáfrica, el 26 de mayo de 2022.GIANLUIGI GUERCIA (AFP)

Es un triunfador en los negocios, pero su vida ha estado repleta de sombras, especialmente durante su infancia. En el libro Elon Musk: El empresario que anticipa el futuro, publicado en 2015 y escrito por el periodista Ashlee Vance en colaboración con el protagonista, se revelan algunos de los problemas que atravesó Elon Musk durante su niñez, como que sufrió bullying en el colegio. También que su padre, Errol Musk, abusaba emocionalmente de él. El mismo hombre que ahora ha desvelado más detalles sobre su infancia.

El padre del multimillonario fundador de Tesla ha concedido una entrevista a la agencia AFP en la que ha explicado que educó a sus hijos Elon, Kimbal y Tosca en la austeridad, inculcándoles desde jóvenes el rigor y la disciplina que aprendió en el ejército. “Fui un padre estricto. Mi palabra era ley”, dice, asegurando que la ambición de su hijo se alimentó de esta educación con un toque deliberadamente machista. “Era nuestra forma de ser. Nos esforzamos en dar lo mejor de nosotros mismos”, cuenta el progenitor, de 76 años. “Es un poco nuestra marca de fábrica”.

Hijo de este ingeniero y promotor inmobiliario y de la modelo canadiense Maye Musk, Elon Musk nació en 1971 en la ciudad sudafricana de Pretoria. Como muchos otros jóvenes de su generación, abandonó Sudáfrica para evitar el servicio militar en el momento más duro del régimen de segregación racial del apartheid. Antes de dejar el país y tras el divorcio de sus progenitores, se crio sobre todo con su padre, que volvió a casarse con una mujer llamada Heidi que tenía tres hijos, Harry, Jock y Jana; más tarde, se divorció de Heidi. Pero, en 2017, Elon Musk se distanció de su padre después de que este tuviera un hijo con Jana, la hija de su exmujer Heidi, que es 42 años más joven que él. “A Elon esto no le pareció bien. Yo me tomo la vida como llega”, cuenta ahora el padre, asegurando que con el tiempo su relación ha mejorado. “Tenemos afecto el uno por el otro”, apunta. “Siempre pienso en cómo era con mi propio padre. Era un militar, hablábamos poco. En el almuerzo dominical, yo decía ‘buenos días, papá’ y él se iba a hacer sus crucigramas”. Su relación con su hijo “no es tan diferente”, reconoce.

Son constantes las polémicas en torno al empresario, especialmente tras hacerse pública su intención de comprar Twitter. Pero su padre afirma que su hijo siempre fue peculiar. “Era un joven astuto y temerario que se entrometía en conversaciones de adultos. A los cuatro años ya se ponía a escuchar historias de política y negocios”, cuenta. “Un día, Elon anunció que cuando fuera mayor sería millonario”, recuerda su padre, quien asegura que un adulto le respondió que se iba a llevar una decepción. “La reacción de Elon fue contestarle: ‘¡Bah! Creo que eres un estúpido’. Típico de Elon”, dice. “Es su naturaleza de decir a la gente la verdad, sin filtro”.

Elon Musk con su madre, Maye, en la fiesta de los Oscar de 2017 organizada por la revista 'Vanity Fair'.
Elon Musk con su madre, Maye, en la fiesta de los Oscar de 2017 organizada por la revista 'Vanity Fair'.Taylor Hill (Getty Images)

También ha recordado un comentario hiriente que le hizo su hijo a un compañero de clase, cuyo padre se había suicidado. “El chico lo tiró por las escaleras y Elon tuvo que ser hospitalizado”, cuenta. “Cuando escuché lo que Elon le había dicho, me di cuenta de que había transgredido los límites”, asegura, sin querer desvelar más detalles del incidente. Aún así, lo describe como “el más amable” de sus vástagos. “Es muy atento. Lo cree de verdad cuando dice que quiere salvar la humanidad. No es un eslogan”. La última vez que lo vio, reconoce, fue hace seis años, por su 70º cumpleaños.

Con su madre, Maye Musk, Elon mantiene una relación mucho más estrecha. De hecho, fue su acompañante en la última edición de la gala del Museo Metropolitano de Nueva York. Modelo desde los 15 años, era famosa desde mucho antes que su hijo. Se casó con Errol Musk en 1970, con quien tuvo, además de a Elon Musk, a otros dos hijos en común: el empresario de restaurantes Kimbal Musk, de 49 años, y la productora de cine Tosca Musk, de 47. Tras nueve años de matrimonio, se divorciaron. Ahora, a sus 74 años, se ha convertido en un icono de estilo y continua copando portadas de revistas. Una de las más recientes, la de la última edición del número de baño de Sports Ilustrated desvelada el pasado mes de mayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS