La peculiar familia de Elon Musk, el presidente de Tesla

Su padre, de 72 años, acaba de tener un bebé con su hijastra de 30, su madre es una icónica modelo a punto de cumplir 70 y sus hermanos triunfan en sus negocios tras vivir años de estrecheces

Elon Musk durante una conferencia en Austin, el pasado 11 de marzo.
Elon Musk durante una conferencia en Austin, el pasado 11 de marzo.Chris Saucedo (Getty Images)
Más información
SpaceX lanza el cohete más potente del mundo
Busco pareja: el apuesto genio millonario que se deprime si está solo

El cofundador de Paypal y presidente de Tesla Motors y SpaceX, Elon Musk, es rico —ocupa el puesto 54 de las mayores fortunas del mundo según la revista Forbes—, visionario y un triunfador en los negocios, pero en su vida también hay sombras y una de ellas es su padre, Errol Musk. A su famoso hijo no le ha hecho la menor gracia que su padre, de 72 años, haya tenido un bebé con quien fue su hijastra, Jana Bezuidenhout, de 30 años. Ella es hija de Heidi, con quien Errol Musk se casó cuando Jana tenía solo cuatro años, tiene en común otros dos hijos y vivió durante 18 años.

Errol Musk ha justificado su actitud afirmando a medios norteamericanos que nunca consideró a Jana como su hijastra porque durante los años que estuvo casado con su madre, ella pasó tiempo alejada de la familia. Según su versión, se reencontró con Jana años después, cuando la ayudó a superar una ruptura sentimental. “Estábamos solos, éramos dos personas perdidas y una cosa llevó a la otra”, manifestó Errol Musk a Sunday Times. “Puedes llamarle el plan de Dios o el plan de la naturaleza”, añadió Musk.

Una justificación que no ha debido sonar muy convincente para su famoso hijo quien se ha mostrado indignado con la actitud de su padre, como lo ha hecho el resto de la familia según ha manifestado una persona próxima a ellos: “Errol era el único padre que Jana ha conocido y ahora él es también el padre de su hijo”.

Errol Musk en una imagen de 2014 con un Tesla S como fondo.
Errol Musk en una imagen de 2014 con un Tesla S como fondo.Cyrus McCrimmon (Getty Images)

Errol Musk ha admitido que cuando se enteró de que Jana Bezuidenhout estaba embarazada, supuso que el padre del bebé sería su exnovio y por eso pidió una prueba para confirmar la paternidad del niño, que tiene ya 10 meses. Cuando tuvo la seguridad de ser el padre compartió la noticia con una de sus hijas. Él mismo ha confesado que reaccionó diciéndole que “estaba loco y mentalmente enfermo. Ella se lo dijo al resto y se volvieron locos. Piensan que me estoy volviendo senil y debería estar en un hogar para ancianos en lugar de tener una vida repleta de diversión y un bebé”.

Este hecho viene a ahondar en la brecha que ya existía entre Elon Musk y su padre, a quien en una entrevista concedida a la revista Rolling Stone en 2017 el empresario calificó de “un ser humano terrible. Casi todas las cosas malas en las que podrías pensar, él las ha hecho”.

Elon Musk con su madre, Maye, en la fiesta de los Oscar de 2017 organizada por la revista Vanity Fair.
Elon Musk con su madre, Maye, en la fiesta de los Oscar de 2017 organizada por la revista Vanity Fair.Taylor Hill (Getty Images)

Elon Musk es fruto del matrimonio de Errol, ingeniero, con Maye Musk, modelo y licenciada en dietética, que se ha convertido en todo un icono de estilo a punto de cumplir 70 años y en imagen de numerosas campañas publicitarias, tras 50 años de carrera. La pareja se casó en Sudáfrica en 1970 y se separaron nueve años después tras tener tres hijos: Elon, Kimbal y Tosca. Al distanciarse el matrimonio también lo hizo el resto de la familia. Tosca –que actualmente es directora de cine y productora–, se quedó a vivir con su madre, y los dos chicos se trasladaron a Pretoria con su padre durante su adolescencia. Más tarde la madre y los tres hermanos se reunieron en Toronto, poco después de que Elon se fuera a Canadá con 17 años persiguiendo su pasión por la tecnología. Allí, según un perfil publicado en la revista Business Insider, llegaron a vivir en un apartamento semivacío en el que no tenían ni para comprar sillas.

Aunque el padre del presidente de Tesla ha dado entrevistas que evocan una vida idílica de un padre criando solo a dos hijos, viajando con ellos y procurando que un joven Elon pudiera tomar contacto con la tecnología que tanto le fascinaba desde pequeño, la realidad es que según se refleja en la biografía de Ashlee Vance, Elon Musk: Tesla, SpaceX y la búsqueda de un futuro fantástico, padre e hijo tuvieron una relación difícil. El propio emprendedor ha dicho: “Sería correcto decir que no tuve una buena infancia”. De hecho Elon y su primera esposa, Justine, acordaron que sus hijos (seis en total, dos gemelos, trillizos y su primogénito que falleció a las pocas semanas de nacer por muerte súbita) no conocerían nunca a su abuelo Errol.

Los hermanos Musk, de izquierda a derecha, Elon, Tosca y Kimbal.
Los hermanos Musk, de izquierda a derecha, Elon, Tosca y Kimbal.Getty Images

Repasando la vida de Elon Musk se podría afirmar que ser un triunfador en los negocios no garantiza el mismo éxito en la vida sentimental. Con su madre mantiene una buena relación y desde 2013 Maye Musk tiene su residencia en Marina del Rey, California, para estar más cerca de sus nietos. Pero además de los problemas con su padre, a quien ha sido calificado como el emprendedor más famoso de las últimas décadas también le fallan sus relaciones personales. A su primera esposa, Justine Wilson, la conoció en la universidad de Ontario y terminó por conquistarla, tiempo más tarde, dejándola su ya poderosa tarjeta de crédito para que comprara todos los libros que la escritora quisiera. Se casaron en el año 2000 y se divorciaron en 2008 cuando el magnate comenzó a salir con la actriz Talulah Riley, que cuando se conocieron tenía 20 años. Tampoco esta relación, que fue tempestuosa desde sus inicios, corrió mejor suerte: se selló con un matrimonio en 2010, un divorcio dos años más tarde, una nueva boda en 2013 y otro divorcio en 2016.

La última relación conocida de Musk ha sido con la también actriz Amber Heard, después de que esta se separara de Johnny Depp, el capitán Jack Sparrow de la saga cinematográfica Piratas del Caribe. La ruptura llegó en 2017, solo un año después de conocerse que eran pareja. “Nunca seré feliz si no tengo a nadie. Irme a dormir solo me mata. Estar en esa gran casa vacía oyendo el eco de mis propias huellas, y nadie en la almohada de la lado…”, fueron las palabras con las que Elon Musk retrató sus inquietudes personales en una entrevista para Rolling Stone.

Sobre la firma

Maite Nieto

Redactora que cubre información en la sección de Sociedad. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local de Madrid, subjefa en 'El País Semanal' y en la sección de Gente y Estilo donde formó parte del equipo de columnistas. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS