Xtant, el festival de artesanía textil que quiere repensar la forma de crear y consumir

Mallorca acogerá entre el 7 y el 20 de junio a los mejores maestros del mundo para compartir experiencias, debatir sobre la situación actual y “transformar el modelo desde abajo”

Kavita Parmar y Marcela Echavarria, impusoras de Xtant.
Kavita Parmar y Marcela Echavarria, impusoras de Xtant.Álvaro García

Kavita Parmar y Marcela Echavarria se conocieron hace más de 15 años, pero se hicieron amigas cuando se dieron cuenta que ambas tenían la misma visión radical sobre lo que debería ser la artesanía y, sobre todo, la moda justa. “Yo había conseguido una beca en Nueva York que implicaba una ronda de inversión para mi marca”, explica la primera, que por aquel entonces estaba volcada en el proyecto IOU, una firma que conectaba a clientes, artesanos y productores a través de códigos QR impresos en las etiquetas. Antes, había creado Raasta, una enseña que ponía en valor la tradición textil de su India natal. “El día que me marchaba, quedé con Marcela y me dijo que no cogiera ese dinero porque me iba a arrepentir. Yo estaba ahogada con el proyecto, pero lo vi claro”, rememora ahora. “Es que me he pasado años trabajando como consultora en empresas en las que han entrado terceros, y sé por experiencia que pierdes el control y el espíritu”, añade Echavarria, que ha ayudado, a lo largo de 25 años, a distintas compañías a integrar la artesanía en su modelo de negocio.

En 2020, junto antes de la pandemia, llevaron a cabo la primera edición de Xtant en Ciudad de México, un festival o, más concretamente, un encuentro entre artesanos textiles de distintos países enfocado a compartir experiencias, crear sinergias y, sobre todo, transmitir conocimiento, de técnicas ancestrales a innovaciones tecnológicas. Todo desde ese enfoque auténtico y radical que da forma a sus proyectos. Para Echavarria, “no se trata de un evento de moda, porque la moda ha borrado el lenguaje de los textiles, y hay que volver a los códigos originales”. “Queríamos crear una comunidad real, no digital, de gente que hemos ido conociendo durante nuestras carreras. No hay que esperar que vengan de arriba a dar valor a sus proyectos. Hay que hacerlo desde abajo”, explica Parmar.

El año pasado celebraron la segunda edición, “porque en la primera nos dimos cuenta de que había mercado, algunos participantes agotaron existencias”. Esta vez eligieron Mallorca. “Necesitábamos una región española con textil patrimonial y que estuviera bien conectada. Un amigo nos dejó su finca, Sa Forteza, y vimos que era el sitio perfecto”, cuentan. Ahora se preparan para la tercera, que se celebrará, también en la isla balear, y esta vez con el apoyo del Gobierno regional, del 7 al 20 de junio.

La primera parte, del día 7 al 17, estará compuesta por charlas educativas y experiencias inmersivas, de cenas de gastronomía local a catas olfativas. Se debatirá sobre temas tan necesarios como la apropiación cultural (“un concepto complejo, porque no hay ni que registrarlo todo ni dejar que te expolien”, comentan); el greenwashing, es decir, el lavado de cara de las corporaciones para aparentar sostenibilidad; y, sobre todo, el papel de la tecnología en la artesanía, que, para Parmar y Echavarria, “es solo una herramienta”, dicen. “La tecnología no nos va a salvar; al contrario, está fomentando la acumulación y que la riqueza esté en manos de unos pocos. Se necesita volver al inicio, y utilizarla con una intención humana”.

Xtant culminará, como en las anteriores ediciones, con un mercado del 17 al 20 de junio en el que cada participante podrá vender su trabajo “de forma horizontal, porque hasta la compra es un acto de reeducación”, explica Echevarria, “hay participantes conocidos pero aquí son uno más, y venden al lado de los desconocidos”. Entre esos nombres relevantes se encuentra la diseñadora estadounidense Ulla Johnson; Emily Bode, la creadora que lleva tres temporadas en boca de todos gracias a su actualización de las técnicas textiles norteamericanas; la Real Fábrica de Tapices; o los fundadores de Marrakshi Life, la firma que ha sabido hacer converger con éxito el lujo en el sentido más clásico con la vasta tradición textil marroquí.

DVD1106. Entrevista a la empresaria de moda Kavita Parmar en su estudio. Alvaro García. 11/05/2022
DVD1106. Entrevista a la empresaria de moda Kavita Parmar en su estudio. Alvaro García. 11/05/2022álvaro garcía

“Los artesanos están todos invitados por el festival. El único requisito es que quieran compartir su sabiduría, porque nos hemos encontrado a algunos maestros que han rechazado el desvelar sus técnicas”, cuenta Parmar. La organización, que ya cuenta con casi una decena de profesionales y 40 voluntarios, se encarga de sufragarles el viaje, proporcionarles el espacio para la venta, crear el relato visual (fotos y vídeos que puedan después compartir en sus redes sociales) y, por supuesto, fomentar el espacio para conocer y dialogar con otros artesanos de todos los continentes. “Hemos sido el germen de sinergias increíbles. Uno de los maestros del Índigo, que vive en la India, se quedó en Oaxaca, en México, enseñando a los artesanos un modo de teñir más rápido. Otro de ellos, en Etiopía, aprendió aquí a hacer tintes naturales y ha montado un negocio”, comentan a la par.

La idea es crear una red global desde lo local. “Hay que repensar todo el modelo. No podemos seguir poniendo parches al modelo antiguo, igual que YouTube no es un parche a la televisión, la artesanía textil no puede ser vista como un parche a la industria actual”, opina Parmar. Marcela Echavarria va más allá: “Hay que repensar incluso los modos de vida. Por ejemplo, la mayoría de los tejedores son agricultores, entienden la tierra, pero hoy en día falta esa unión ancestral entre telas y cultivos”. La artesanía textil condensa sabiduría, crea comunidades, trasmite el patrimonio “y deja de lado conceptos dañinos para el mundo contemporáneo, como la competitividad o el individualismo”. “Es un ejercicio de honestidad”.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS