El restaurante Atrio alcanza un acuerdo con su aseguradora por el millonario robo de las 45 botellas de su bodega

Entre los vinos el pasado octubre se encontraba un Chateau d’Yquem de 1806 y 38 botellas de Romanéé Conti de los que solo se producen 3.500 al año

Jose Polo y Toño Perez,  junto al gerente de Correduría de Seguros Sánchez Castañón de Zafra.
Jose Polo y Toño Perez, junto al gerente de Correduría de Seguros Sánchez Castañón de Zafra.ATRIO (Europa Press)

Los gerentes del restaurante Atrio, José Polo y Toño Pérez, han dado por cerrado el mediático y millonario robo que sufrieron el pasado mes de octubre de 45 botellas de vino de su histórica bodega, tras alcanzar un acuerdo con su compañía aseguradora, aunque la investigación oficial sigue abierta.

La sustracción de las botellas, valoradas en dos millones de euros, fue “por encargo”, según los dueños, y fue perpetrada por un hombre y una mujer, sobre la 1.30 de la madrugada, después de que ambos pidieran alojarse en el hotel perteneciente a la cadena Relais and Chateaux y ubicado en la ciudad de Cáceres. En concreto, sustrajeron 38 de Romanée Conti y lo que más les “dolió” fue la pérdida de la protagonista, una botella de Chateau d’Yquem de 1806, tal y como ha recordado este jueves Polo, quien ha confirmado que han alcanzado un acuerdo con la aseguradora y cobrarán una cantidad económica por el robo.

Polo, sumiller del restaurante que cuenta con dos estrellas Michelin, no ha querido cuantificar el acuerdo debido a que han firmado una cláusula de confidencialidad que implica que no pueden desvelar ni la cantidad que cobrarán ni cuál es la compañía con la que tenían contratada la póliza. En cualquier caso, asegura, para ellos es “imposible valorar la pérdida”, sobre todo, la del Chateau d’Yquem de 1806. Ambos consiguieron hacerse con esa histórica botella, “que ha visto el devenir de los 215 años más recientes de la historia de Europa”, en una subasta en Christie’s en el año 2000 y a su juicio no es cuantificable.

Los propietarios también destacan el robo de los Romanée Conti. “Solo hay 3.500 botellas por año; no hay más. Es una tarea ardua conseguir tener esas botellas”, ha advertido Polo, quien ha afirmado que el cobro del seguro supondrá permitir la contratación de “más seguridad y recomponer la bodega”, una de las mejores bodegas del mundo. El sumiller ha destacado la “importancia de delegar la protección de sus riesgos en profesionales del sector asegurador”.

Los Romanée Conti tenían un precio medio de 12.000 euros en la carta de Atrio, que también cuenta con tres soles Repsol. Uno de ellos, el Montrachet Grand Cru 1999 Magnum alcanza la cifra de 25.500 euros. La botella recorchada en 2001 de Chateau d’Yquem, tras un accidente que estuvo a punto de hacerla añicos, podía alcanzar los 350.000 euros.

Los dueños han mostrado su resignación, ya que tras meses de investigación no han podido recuperarse las 45 botellas sustraídas. Si bien, en un comunicado, han expresado su “satisfacción con la resolución del expediente y la labor desarrollada por su mediador”, la correduría de seguros extremeña Sánchez Castañón. Tras meses de especulaciones y silencio en cuanto a la investigación policial, Polo y Pérez han mostrado su “deseo de seguir trabajando con la misma ilusión y entusiasmo que desde hace décadas”. Y han insistido en dar por cerrado un asunto que “ha marcado nuestras vidas y nuestra labor profesional”

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS