Janet Jackson habla de los insultos supuestamente afectuosos de su hermano Michael: “Me llamaba vaca, cerda, puta”

Se estrena en EE UU un documental sobre la artista donde habla de su familia y sus traumas y en el que participa Justin Timberlake, con quien compartió su polémica participación en la Superbowl en 2004

En la imagen, Janet Jackson en un concierto en 2019. En vídeo, el tráiler del docuemental 'Janet'.

A sus 55 años, Janet Jackson lleva haciendo carrera en la industria musical desde mediados de los años setenta, cuando apenas era una niña. Sin embargo, haberse convertido en una estrella mundial y lograr colocar más de 100 millones de discos en el mercado no le han permitido soltar el peso de su apellido, uno de los más poderosos de la música mundial, encabezado por la controvertida figura que fue Michael Jackson. De ahí que todo lo que cuente sobre ella y que tenga relación con su familia siga, después de más de medio siglo desde que la saga saltó a la fama, llamando poderosamente la atención.

Por eso genera controversia el inminente documental que se va a estrenar sobre la figura de Janet Jackson. Llegará este viernes 28 de enero a Lifetime, un canal privado de la televisión estadounidense, y promete desvelar algunos secretos familiares. Janet, como se llama el metraje, cuenta la relación entre la cantante y su hermano, no siempre idílica. Según la artista, todo cambió con el estreno del videoclip Thriller, en 1982. “Recuerdo que me encantó el álbum, pero por primera vez en mi vida vi que había algo distinto entre nosotros, que se abría una grieta. En ese momento Mike y yo empezamos a ir por caminos separados. Ya no era tan divertido como solía”, recuerda. Esa fama estratosférica, explica, le generó al rey del pop una serie de adicciones de las que la familia trató de sacarle. “Fletaron un avión privado para realizar una intervención. Tratamos de acercarnos a él y de darle lo que no tenía”, reconoce. De hecho ella intentó animarle a embarcarse en una nueva gira familiar, a recuperar lo que una vez tuvieron, pero a Michael Jackson no le sentó bien: “Se enfadó muchísimo”.

El peso de Janet, cambiante con el tiempo —como el de tantas otras personas, aunque mucho más escrutado al tratarse de un personaje público— le ha causado quebraderos de cabeza. Según cuenta la cantante y actriz, sus problemas de imagen corporal empezaron cuando, a los 11 años, a finales de los setenta, logró un papel en una serie llamada Good Times. “Soy una persona que come de forma emocional, así que cuando sufro estrés o algo me preocupa, eso me calma”, explica la cantante en el documental. Cuenta que ser parte del sistema del mundo de Hollywood en su adolescencia no fue sencillo: “Me estaba desarrollando muy pronto, empecé a tener pecho y me vendaban para que pareciera más plana”. Ya en la edad adulta ha subido y bajado de peso. En 2006 se colocó en 80 kilos para un papel y le costó mucho esfuerzo volver a su talla normal, relata.

“Había épocas en las que Mike solía burlarse de mí y llamarme con algunos nombres: cerda, yegua, puta, o puerca, vaca”, relata Jackson. “Se reía sobre ello, y yo también solía reírme, pero había algo dentro de mí que dolía”, reconoce la cantante. “Cuando tienes a alguien que te dice que pesas demasiado, eso te afecta”, recoge el diario The New York Post, que ha obtenido un avance del documental.

Michael Jackson, con su hermana Janet, en 1975. Ella también se convirtió en una estrella del pop, después de haber actuado en los años ochenta en la serie de televisión 'Mi amigo Arnold' y 'Serán famosos'.
Michael Jackson, con su hermana Janet, en 1975. Ella también se convirtió en una estrella del pop, después de haber actuado en los años ochenta en la serie de televisión 'Mi amigo Arnold' y 'Serán famosos'.Michael Ochs Archives (Getty Images)

Sin embargo, el peso en sí no supone un conflicto, sino que para ella todo se debe a la fama. Sin ella, “probablemente no habría tenido ningún problema”. Su apellido le ha pesado durante toda su vida, ha sido “un gran motivo de escrutinio”, aunque, se considera afortunada y da “las gracias por él”: “Porque me ha abierto muchas puertas”. “Yo quería mi propia identidad, no quería que la gente me escogiera a mí o a mi música solo por mi apellido”, reflexiona.

Ese apellido se convirtió en una losa sobre todo cuando su hermano Michael pasó sus momentos de mayor exposición pública y por grandes controversias, como las acusaciones de abuso de menores de las que, finalmente, fue absuelto. “Era frustrante para mí, teníamos vidas separadas y, aunque fuera mi hermano, no tenía nada que ver conmigo. Pero yo quería estar ahí para él, apoyarle todo lo que pudiera”. Explica que su hermano le dio dinero a su familia porque quería que aquella acusación se olvidase y porque les afectó a todos; de hecho, siempre según su versión, en el filme explica que ella llegó a perder un contrato con Coca-Cola por aquello. “Culpable por asociación, así le llaman, ¿no?”, explica. De hecho, ella colaboró con su hermano en un tema llamado Scream, sobre esos juicios, pero notó que desde la discográfica no la querían, que trataban de enfrentar a los dos Jackson, y que algo se había roto entre su hermano y él.

Janet Jackson y Whitney Houston en la fiesta de Elton John en 1999.
Janet Jackson y Whitney Houston en la fiesta de Elton John en 1999.KMazur (Getty Images)

Además, Janet Jackson también trata la cuestión amorosa en el documental. Se ha casado tres veces y otras tantas se ha divorciado; con su tercer marido, el empresario catarí Wissam Al Mana tuvo a su único hijo, Eissa, en 2017, a los 50 años. “No he perdido la fe en el amor”, relata. “Siento que es más difícil estar en el ojo público y buscarlo”, explica, por eso habla de que “sería bueno tener una relación sana en el futuro”.

Además, se ha sabido que en el documental también aparecerá Justin Timberlake, el cantante con el que Jackson actuó en la Super Bowl de 2004 y que descubrió uno de sus pezones en directo. La noticia la ha adelantado el tabloide Page Six, que afirma que el excomponente de N’Sync es una de las grandes sorpresas del metraje, tanto que no se ha desvelado qué temas va a tratar. De hecho, en los anuncios del documental aparecen artistas como Mariah Carey, Whoopi Goldberg, Missy Elliott y Samuel L. Jackson, pero no se había desvelado la aparición de Timberlake.

Sobre la firma

María Porcel

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, es Máster de la Escuela de Periodismo UAM-El País, lleva más de una década vinculada a EL PAÍS. Ha pasado por Cadena Ser, SModa y El HuffPost, donde implementó la estrategia de Redes Sociales y trabajó en la sección de Tendencias. También ha escrito para Vanidad, Business Insider o Marie Claire.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS