California

Arnold Schwarzenegger agranda su figura política a los 73 años

El actor y exgobernador lanza una ‘newsletter’ convertido en la voz sabia de la política californiana y en un personaje moderado en un país dividido entre dos grandes partidos

Arnold Schwarzenegger, en su Austria natal.
Arnold Schwarzenegger, en su Austria natal.LEONHARD FOEGER / Reuters

A sus 73 años, Arnold Schwarzenegger ha hallado otro papel estelar. Para este no debe pararse frente a las cámaras. Ni siquiera salir de su mansión de Los Ángeles. La estrella de cine y el culturismo se ha convertido en una voz sabia de la política californiana y en un personaje moderado en un país dividido entre dos grandes partidos políticos. El exgobernador ha comenzado una newsletter mensual donde recomienda lecturas, películas y da consejos de vida. La ha definido como “una versión de Arnold sin filtros” y en ella utiliza su historia de inmigrante a celebridad para inspirar a los lectores. También da consejos de entrenamiento. El texto de abril lo dedicó a contar la dieta que sigue para perder peso rumbo a la operación verano. “Pártete el lomo. Es lo más importante”, es su visión, según contó a Jimmy Kimmel en su programa de televisión.

Schwarzenegger está en boca de todos de nuevo en California. Los periódicos locales han impreso su nombre incontables ocasiones las últimas semanas porque la historia ha vuelto como un bumerán. Su irrupción en la política en 2003 respondió a una serie de afortunadas coincidencias. El actor desafió al entonces gobernador, el impopular demócrata Gray Davis, en una elección especial. Muchos antecesores de Davis ya habían enfrentado intentos similares, pero Schwarzenegger se convirtió en el primer contendiente exitoso en un referéndum revocatorio gracias a un discurso en contra de los políticos tradicionales. El actor ganó esa elección y después otra que extendió su mandato. Al final del segundo periodo, en 2011, su popularidad era tan baja como la de Davis. Su valoración ha mejorado con los años. En 2021, es el republicano mejor valorado del país de acuerdo a un sondeo de YouGov.

Hoy, en California, Caitlyn Jenner, la exmedallista olímpica y activista transgénero, busca repetir el hito logrado por el inmigrante austriaco llegado a Estados Unidos en 1968. Jenner quiere convertirse en la primera republicana que gobierna desde que Schwarzenegger dejó el poder hace 10 años. Quien se juega el cargo actualmente es Gavin Newsom. El exgobernador asegura que recientemente ha recibido en su mansión angelina a varios políticos de ambos partidos, demócrata y republicano, en busca de consejos sobre la elección de noviembre. Arnold prevé que esta se convierta en un circo, como fue la organizada hace 18 años, que tuvo más de 130 candidatos. Schwarzenegger, quien considera entre sus amigos tanto a Jenner como al gobernador Newsom, ha evitado decir los nombres de quienes han tocado a sus puertas.

Mundialmente conocido como Terminator, a Schwarzenegger le gusta dar entrevistas con la chaqueta del gobernador 38º de California puesta. Sale casi todos los días a dar un paseo en bicicleta de 20 kilómetros por las calles de Santa Mónica, un ejercicio de poco impacto que adoptó como forma de recuperación después de las cuatro cirugías de corazón que le han hecho, la más reciente en octubre pasado. En su casa levanta pesas en un gran gimnasio que ha adaptado en una sala. Allí convive con su pareja desde hace siete años, la fisioterapeuta Heather Milligan, quien guarda un perfil muy bajo en los tabloides y en las redes sociales. Más conocidos son las mascotas miniatura de la pareja, un caballo llamado Whiskey y el burro Lulu. Los animales se convirtieron en estrellas de los vídeos virales que el exgobernador subió a Instagram durante la pandemia.

Su trayectoria como actor ha menguado, pero sigue produciendo y prestando su complejo apellido a varios proyectos. Uno de estos ha visto la luz recientemente, es una serie animada que ideó en una conversación con Stan Lee, el visionario empresario que convirtió a los superhéroes de Marvel en una marca global. En una charla, el escritor de comics preguntó a Schwarzenegger de qué película le hubiera gustado hacer una segunda parte. La respuesta fue Poli de guardería (Kindergarden cop, 1990), de Ivan Reitman. De esta forma Lee, quien falleció en 2018, ideó un proyecto donde un personaje similar, un detective retirado, se encarga de cuidar bebés con superpoderes. El estreno de la serie, a finales de abril, tuvo más de dos millones de espectadores. En ella, Schwarzenegger da voz a su personaje, una actuación vocal que preparó con John Landis, director de Animal House y The Blues Brothers.

Este último año, Schwarzenegger también se ha convertido en abuelo. Su primera nieta se llama Lyla Maria y es hija de su primogénita, Katherine, casada con el actor Chris Pratt. “Es fantástico, pero me hace sentir viejo”, confesó sobre la experiencia el atleta que ganó siete veces el título de Mr. Olympia. Entre los cuatro hijos que el exogobernador tuvo con la periodista de NBC Maria Shriver, sobrina de John F, Kennedy, el único que siguió sus pasos en la actuación fue Patrick, de 25 años, quien actuó recientemente en Moxie, una comedia adolescente dirigida por Amy Poehler. Christina y Christopher guardan un perfil más bajo. La primera, de 29 años, ha producido un documental para Netflix y trabaja como editora para Goop, la marca de productos de belleza y bienestar de Gwyneth Paltrow.

El quinto hijo es Joe Baena, quien tiene una relación especial con el resto. Baena, de 23 años, es producto de una relación extramatrimonial que Schwarzenegger tuvo con Mildred Baena, empleada del hogar en la mansión del actor de Pacific Palisades, al oeste de Los Ángeles, desde principios de los noventa y hasta 2003. El niño creció en la casa con el resto de los niños debido al trabajo de su madre. Con los años fue pareciéndose cada vez más a su papá. Cuando Schwarzenegger lo admitió, a principios de 2011, el hecho se convirtió en una bomba que terminó con su matrimonio de 25 años.

Baena tiene hoy una gran relación con él. Si Patrick eligió el camino de la actuación, Joe lo hizo con el del culturismo. En sus redes sociales publica varias imágenes de su progreso y de las sesiones de entrenamiento con su papá. La revelación hace una década fue un escándalo que hundió su popularidad en el ocaso de su Gobierno. Las cifras de aprobación que Arnold tiene hoy indican que California ha pasado página.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50