Familia real noruega

El pasado del novio chamán de la princesa Marta Luisa de Noruega le pasa factura

Mientras el exnovio de Durek Verrett denuncia que la princesa y su pareja le amenazan con una demanda millonaria, vuelven las críticas por el uso del título real

Marta Luisa de Noruega y su pareja, Shaman Durek, en el festival Starlite en agosto de 2019.
Marta Luisa de Noruega y su pareja, Shaman Durek, en el festival Starlite en agosto de 2019.FOTOS LORENZO CARNERO/CORDONPRESS / 692/Lorenzo/cordonpress

Ser protagonista de continuas controversias pasa factura. Marta Luisa de Noruega está viviendo un auténtico quebradero de cabeza con la prensa desde que hiciera público su polémico amor por el chamán estadounidense Durek Verrett en su cuenta de Instagram el 12 de mayo de 2019. Así lo manifestaba la propia princesa en una reciente entrevista en el podcast Tut & Mediekjør, en la que reconocía estar acostumbrada a que se hable de ella sin ser entrevistada, pero que ha sido “una carga adicional” después de la muerte de exmarido Ari Behn, que se suicidó las pasadas Navidades.

“Desafortunadamente, esto es algo que sucede con demasiada frecuencia. Y especialmente ahora en este momento vulnerable en el que hemos estado toda mi familia y yo después de la muerte de Ari. Ha sido demasiado. ¿Es la forma en que la prensa decide poseer mi historia, o es la forma en que yo vivo mi historia? Aquí hay un dilema ético para mí. Yo soy dueña de mi vida, y también tengo el derecho de decidir dónde conceder entrevistas”, lamentaba Marta Luisa en la entrevista del podcast a raíz del reportaje que el diario Dagbladet sobre el año de relación con el chamán Verrett sin contar con el testimonio de los protagonistas, que se negaron a conceder una entrevista al periódico noruego.

La muerte de su exmarido, los rumores de ruptura con su pareja, la publicación de unas fotos en Hawái tomadas en febrero y en compañía de su novio y sus hijas o su polémico viaje a Estados Unidos en plena crisis del coronavirus, son parte de los acontecimientos que han empañado la primera mitad del año para Marta Luisa, a los que se añade otro frente, el exnovio de Verrett.

El masajista Hank Greenberg, de 48 años, decidió hablar en marzo sobre su antigua relación, rota en 2015, en una entrevista con la revista noruega Se og Hør, donde describió al chamán como “violento” y “manipulador” y a su relación como “caracterizada por conflictos y muchas disputas”. También afirmó que el abogado de Verrett le había pedido que firmara un acuerdo de confidencialidad, al que Greenberg se negó. “Firmar un acuerdo secreto que se aplicaba a cada segundo de los ocho años que estuvimos juntos para que nunca pudiera hablar sobre esa parte de mi vida, estaba fuera de discusión. Mi vida no está a la venta”, recalcó Greenberg, de 48 años, en la entrevista.

En una reciente publicación de Se og Hør, el exnovio de Verrett denuncia estar siendo amenazado con una demanda millonaria. Greenberg afirma haber recibido una carta del abogado estadounidense Richard Gora, representante legal de Marta Luisa y su novio en Estados Unidos, en la que se le informa de las consecuencias de sus “falsas” declaraciones. “Desde que Durek entablara su relación con la princesa Marta Luisa ha recibido acusaciones graves y falsas. Si se niega a cumplir, nos veremos obligados a emprender acciones legales contra usted”, se puede leer en la carta enviada por el abogado Gora, quien también escribe que Greenberg “tiene prohibido de inmediato y para siempre hacer declaraciones falsas, provocativas, difamatorias y despectivas sobre él `[Durek Verrett] o interferir de otra manera con su vida y su trabajo”.

Durante la pandemia del coronavirus, el chamán Verrett ha optado por el teletrabajo para realizar sus supuestas sanaciones. Como una forma de contribuir al desconfinamiento, en su agenda está marcado el 5 de junio, día en el que convoca a sus seguidores a unirse a una sesión digital de desbloqueo, bajo los auspicios de su organización alternativa SionEarth, con el objetivo de crear “el evento de meditación y oración más grande del mundo.

Las sesiones de mediación de Verrett han sido recientemente también objeto de polémica. El diario noruego Dagbladet publicaba a finales de mayo que la organización usó el título de la princesa de Marta Luisa, contraviniendo las indicaciones de la Casa Real, en la promoción de uno de los eventos del chamán. De hecho, la princesa apareció en uno de los vídeos de YouTube de Verrett, donde Marta Luisa se presenta y da comienzo a la transmisión en directo. Todo esto a pesar de que la casa real y ella llegaron en agosto del año pasado a una decisión conjunta sobre el uso del título de princesa, tras la controversia provocada por utilizar su título para promocionar la gira de conferencias de Verrett en mayo.

Y en medio de controversias varias, Marta Luisa vuelve a acaparar titulares por una de sus cuentas de Instragram. Esta vez no por su exhibir su vida privada, sino por haber sido victima de un hackeo. “La cuenta ha sido pirateada y estamos tratando de rectificarlo ahora”, escribía en un correo la secretaria de la princesa, Carina Scheele Carlsen, al diario noruego VG. La cuenta de Instagram llamada Iam_marthalouise, donde la princesa escribiera la semana pasada sobre George Floyd, víctima de la policía de Minneapolis, ya no está disponible. Hasta ahora ha mantenido esta cuenta además de otra, llamada princessmarthalouise. Se da la casualidad de que Instagram cerró la misma cuenta el otoño pasado, supuestamente porque la empresa no creía que fuera la princesa la que estaba detrás. También fue en esa cuenta donde Marta Luisa reapareció por primera vez en las redes sociales tras la pérdida de Ari Behn.

Más información

Lo más visto en...

Top 50