Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El chamán que ha enamorado a la princesa de Noruega cree que fue rey en otra vida

Shaman Durek, que tiene muchos seguidores en Hollywood como Gwyneth Paltrow, Nina Dobrev y Rosario Dawson, ha llegado a Oslo para impartir conferencias con Marta Luisa y hacer meditación

El chamán Shaman Durek y la princesa Marta Luisa de Noruega.
El chamán Shaman Durek y la princesa Marta Luisa de Noruega.

Marta Luisa de Noruega hizo temblar los cimientos de la tradicional monarquía europea a la que ella pertenece como hija de los Reyes cuando el pasado martes proclamó a través de las redes sociales su amor por Shaman Durek, cuyo nombre real es Derek Verrett, un chamán de 44 años. Dos días después de esta sorprendente declaración, el nuevo amor de la princesa ha llegado a Oslo donde, además de oficializar su relación, iniciarán juntos una gira de conferencias por el país nórdico. Esta circunstancia fue la que llevó a Marta Luisa a desvelar una relación que, al parecer, no es nueva. No está claro dónde se conocieron o cuándo, pero las primeras fotografías de ellos juntos se remontan a noviembre del año pasado. Después de anunciar su relación en las redes sociales, la princesa respondió a los críticos: "No elijo a mi hombre para satisfacer a ninguno de ustedes, ni a las normas".

Fuentes próximas a la pareja han explicado a medios británicos que ambos están "locamente enamorados" y que ella era una de sus clientes. "Enamorarse de una clienta fue lo último en lo que pensaba Shaman Durek. Pero su atracción mutua era inevitable. Los dos creen que se conocen desde hace muchas vidas y que en esta se supone que deben ayudar a sanar el mundo", aseguran. Y añaden: "Durek cree que fue un rey en una vida pasada y que él y la princesa Marta fueron marido y mujer en múltiples vidas", dijo un amigo del chamán al Daily Mail. El anuncio de su romance también se produce justo cuando comienza la promoción de su nuevo libro, Spirit Hacking, que se lanzará en octubre. Ella le ha dedicado mensajes muy amorosos en las redes como: "Gracias, mi amor, por haberme incluido tan generosamente en tu familia. Te amo de esta eternidad a otra. Estoy muy feliz". Y también: "Me hizo entender que el amor incondicional realmente existe aquí en este planeta".

Shaman Durek sostiene haber regresado de entre los muertos. Afirma que supo por primera vez que era chamán cuando solo tenía dos años pero que no comenzó a entrenarse hasta los 11. Se considera un "sanador de sexta generación". Hijo de una noruega-india y de africano-haitiano, nació en Sacramento (EE UU) y creció allí antes de mudarse a Nueva York en la década de 1990. Asegura haber estado "muerto". "Cuando desperté de un mes de coma, me dijeron que nunca volvería a caminar y que no tenía mucho más de un mes de vida. Siete especialistas diferentes me dijeron que no había esperanza. Pero recibí visitas de seres poderosos que me entregaron mensajes sobre cómo tenía que poner mi mente para sobrevivir a esto", ha explicado en sus charlas.

Ahora vive en Los Ángeles donde tiene muchos seguidores, entre ellos, muchos famosos, de ahí que se le conozca como "el chamán de las estrellas". Gwyneth Paltrow, Nina Dobrev y Rosario Dawson están entre ellos. Además de dar charlas por el mundo, vende libros, imparte sesiones de meditación y tiene una potente página web en la que ofrece otros productos.

El chamán que ha robado el corazón de la princesa Marta de Noruega aterrizó en Oslo para una gira conjunta por cinco ciudades para la que están vendiendo entradas después de anunciar su romance al mundo en Instagram. Verrett llegó este martes acompañado de dos de sus sobrinas. Fueron recibidos por la princesa que los abrazó a todos para luego declarar a los periodistas que el chamán había llegado para "compartir el amor". Después de Noruega, la pareja viajará a Dinamarca donde llevarán a las multitudes en "un viaje a los misterios de la vida", que se centrará en "ejercicios chamánicos y meditación". Las entradas para los eventos, que se llaman La princesa y el chamán, se venden por entre 65 y 140 dólares.

La princesa, de 47 años, se divorció de su esposo, Ari Behn, en 2016 después de 14 años de matrimonio. En ese momento dijeron que simplemente se habían separado, pero que planeaban compartir la custodia de sus tres hijos. Desde su separación hasta ahora no se le había conocido ninguna otra relación

La excentricidad de la princesa Marta Luisa está bien documentada. Afirma poder comunicarse con animales y con los ángeles. En 2007 creó su propio centro de terapia alternativa llamada Escuela de Ángeles, donde enseñaba a ponerse en contacto con estos espíritus alados. En 2017, se vio obligada a cerrar otro centro que había abierto para los niños, donde podían aprender a conectarse "con el reino angelical", porque no ganaba dinero. Su cuñada, la princesa heredera Mette Marit, ha corroborado en alguna ocasión sus poderes: "Tiene unas manos muy cálidas. Muchas personas tienen las manos cálidas y buenas, pero ella tiene un pequeño sol en las suyas".

El 21 de febrero, Durek Verrett publicó un retrato de la princesa Marta Luisa en su cuenta de Instagram con el título: "Me complace anunciar que hemos combinado nuestros poderes para ayudar realmente a las personas a obtener acceso directo al liderazgo". Tres meses después ha anunciado que, además, son pareja.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >