Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ari Behn, el exmarido de la princesa Marta Luisa de Noruega, cuenta su ‘Infierno’

El escritor noruego publica un libro sobre el duro año que vivió después de su divorcio de la hija menor de los reyes noruegos

Ari Behn y, a la derecha, el marido de Magdalena de Suecia Chris O'Neill, en Estocolmo, en 2016.
Ari Behn y, a la derecha, el marido de Magdalena de Suecia Chris O'Neill, en Estocolmo, en 2016.

Ari Behn es el escritor noruego de 46 años que estuvo casado durante 14 con la princesa Marta Luisa, hija de los reyes de Noruega, Harald y Sonia. Este tipo de presentación tal vez le disgustaría, porque se considera un hombre “valiente, sinvergüenza, falto de equilibrio, demasiado intenso, y necesario”, epítetos suficientes para volar solo, pero él mismo ha hecho gala de su antigua condición de consorte en 2002, al publicar un libro sobre su boda. Ahora ha escrito otro, titulado Infierno, que califica de “novela con cuadros”. Sus cuadros, unos 50, acompañados de textos cortos que ilustran el periodo posterior a su divorcio. Es como un álbum, o bien un catálogo de arte terapéutico, según los críticos de su país, que lo califican de artista y famoso a partes iguales.

Ver esta publicación en Instagram

The fifth Beatle, suppose A missing link #beatles #artist

Una publicación compartida de Ari Behn (@ari.behn) el

En uno de los cuadros recogido en el nuevo libro, una dama vestida de gala, con tiara y banda regia, ha perdido el brazo derecho. Parece de carne y hueso, pero la mano está suspendida en el aire, y es de rosca, como la de una maniquí. “Ohhh estos royals, está escrito en la tela, junto a esta otra frase: “100 golpes antes de marchar”. “Puestos en lo peor, soy un payaso. Visto con más clemencia, soy una persona cualquiera y un actor. Para muchos, soy un loco”, ha declarado Ari Behn a la prensa noruega, durante la presentación del libro.

En 1999, ya había publicado un volumen de relatos cortos, titulado Triste del infierno, que recibió buenas críticas y vendió 100.000 ejemplares. Tras su boda, tuvo que esperar a 2011 para que, con dos novelas y una obra de teatro en las librerías, sus escritos fueran alabados de nuevo. Talento para la felicidad, otra recopilación de cuentos, tenía “nervio, intensidad y vulnerabilidad”, según los críticos noruegos. Infierno, indican ahora, es tan vehemente como él, que ha llegado a decir de sí mismo: “soy una noticia pasada, aunque el mundo aún no lo sepa”. Como hallazgo léxico no está mal. Como paradoja, suena incluso mejor, porque con su imagen actual: barba cuidada, ropa estudiada y estupendas ventas de sus cuadros, parece querer demostrar que ha sobrevivido a su difícil paso por la Casa Real Noruega.

La princesa Marta Luisa y Ari Behn, en Estocolmo, en abril de 2016. ampliar foto
La princesa Marta Luisa y Ari Behn, en Estocolmo, en abril de 2016.

Behn es hijo de dos maestros y tenía 30 años cuando contrajo matrimonio con Marta Luisa. La pareja encarnaba el aire nuevo que parecía penetrar en las casas reales europeas, gracias a los matrimonios por amor con consortes de orígenes diversos. Tuvieron tres hijas, Maud Angelica (15 años), Leah Isadora (13) y Emma Tallulah (10), y su exesposa, que canta, escribe relatos infantiles y aseguraba poder comunicarse con los ángeles, compartía el espíritu inquieto de su esposo. “Lo hemos intentado todo [para salvar el matrimonio] pero no podemos recuperar lo que tuvimos”, dijo ella en 2016, al anunciar el divorcio.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Ari Behn (@ari.behn) el

Su exesposo, que ha posado como modelo, ha cantado y bailado en conciertos, y ha actuado en las calles pretendiendo ser un vagabundo, así como en programas televisivos de variedades, además de haber diseñado una vajilla con un estampado de plumas de pavo real, se quejó siempre del trato dispensado por la prensa. “Me repasan a mí, y no a mis escritos”, decía, y dejaba recados visibles: se dejó crecer el pelo y colgó un aro en su oreja. Muy poco en la calle, pero un gesto de reafirmación personal en el regio ambiente donde se movía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >