Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mette-Marit, de vacaciones en Conil

La princesa, casada con el heredero de Noruega, está pasando unos días con su madre y sus hermanos en la ciudad gaditana

Mette-Marit posa junto a miembros de su familia y los duelos del restaurante Timón de Roche.
Mette-Marit posa junto a miembros de su familia y los duelos del restaurante Timón de Roche.

La época de vacaciones estivales de la realeza aún no ha comenzado de manera oficial, pero eso no es óbice para que alguno de sus miembros aproveche los primeros estertores de calor para hacer alguna escapada. Eso es por lo que ha optado Mette-Marit, la mujer Haakon de Noruega, el heredero al trono de ese país, que lleva unos días descansando en Conil de la Frontera (Cádiz).

Mette-Marit ha viajado hasta la localidad gaditana acompañada de su madre, Marit Tjessem, y de sus dos hermanos, Espen y Per Hoibi. La princesa, que llegó a Conil el pasado martes 26,  se aloja en la urbanización de lujo Roche Residencial, con salida directa a la playa y rodeada por un bosque de pinos. Los alquileres de los chalets oscilan entre los 420 y los 1.225 euros al mes. “Se trata de una urbanización muy familiar, con un nivel de renta alto-medio alto pero para nada es un lugar donde acudan las celebrities”, explica en conversación telefónica Karen Joanidopoulos, fundadora de Casa Andaluza, una empresa de alquiler de apartamentos y casas unifamiliares en la provincia de Cádiz.

La heredera al trono noruego ha optado por un perfil discreto en su escapada gaditana y apenas está dejando notar su presencia en Conil. Fue una foto que se tomó el pasado viernes con Pepe, Mari y Paco Ruiz, los dueños del restaurante Timón de Roche, un referente en atún de almadraba, la que ha alertado de la presencia de Mette-Marit en tierras andaluzas. “En ningún momento anunciaron su visita o se dieron a conocer. Se comportaron como unos comensales más”, explica por teléfono a EL PAÍS, Pepe Ruiz. “Yo no veo el Corazón y no sabía quién era. Fue mi hermana la que me lo dijo y nos dirigimos a ella para hacernos una foto. Estuvieron todos encantadores y firmaron en el libro de honor que tenemos”, señala.

Por el Timón de Roche pasan muchos famosos, pero Pepe no recuerda que se haya sentado a su mesa algún otro miembro de ninguna familia real, algo que corrobora su hermano Paco. La princesa noruega y su familia se dirigieron siempre en inglés al maitre y al sumiller y probaron los platos típicos del restaurante: “Atún, langostinos de Sanlúcar, bogavante… Fue un almuerzo muy agradable”, indica Pepe Ruiz.

También es la primera vez que visita Conil un miembro de la realeza. Al menos, así le consta a su alcalde, Juan Bermúdez, de Izquierda Unida, que valora que un personaje conocido haya elegido su localidad para pasar unos días de vacaciones. “Siempre es positivo que este tipo de gente elija un sitio como este de la provincia de Cádiz. Tenemos seguridad, buenas playas, buenos servicios. Lo que no sé es si ahora van a venir más noruegos”, bromea Bermúdez.

Mette-Marit y su marido, el príncipe Haakon, han visitado Mallorca durante varios veranos, un destino habitual de su suegro, el rey Harald. La princesa no es la única miembro de la familia real noruega que ha quedado atrapada por el atractivo de Cádiz. Su cuñada, la princesa Marta Luisa, y su exmarido Ari Behn, se han dejado ver en numerosas ocasiones por Jerez de la Frontera.