Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La princesa Marta Luisa de Noruega hace oficial su amor por un chamán

La hija del rey, separada y con tres hijos, confirma su relación en Instagram con Shaman Durek, junto al que ejerce como guía espiritual

princesa Marta Luisa de Noruega
La princesa Marta Luisa de Noruega y el chamán Shaman Durek.

En el siglo XXI las princesas ya no se casan con príncipes ni anuncian sus relaciones mediante pomposos bandos reales. Un ejemplo de ello es Marta Luisa de Noruega que ha desvelado vía Instagram su relación con Shaman Durek a quien dedica una declaración en esta red social, acompañada de una fotografía de ambos. "Cuando encuentras a tu alma gemela, lo sabes. Y yo he tenido la suerte de haber conocido la mía... Me ha hecho darme cuenta de que el amor incondicional existe en este planeta... Me siento feliz y bendecida porque es mi novio", dice en el texto la hija del rey Harald. Separada desde hace tres años del escritor Ari Behn y madre de tres hijos, —Maud Angelica (16 años), Leah Isadora (12) y Emma Tallulah (11)—, la princesa ha oficializado su relación con este guía espiritual con el que comparte trabajo. Y advierte: "No elijo a mi hombre para satisfacer a ninguno de ustedes".

El nuevo yerno del rey de Noruega se define en sus redes sociales como "innovador evolutivo, líder del empoderamiento femenino y activista de los derechos humanos". Según cuenta en su biografía, Shaman Durek sufrió un problema de salud con 30 años que le hizo estar clínicamente muerto. Tras superarlo, comenzó su carrera espiritual y se convirtió en un líder que siguen cientos de personas, entre ellas la actriz Gwyneth Paltrow. Así fue como Marta Luisa conoció a quien es su nueva pareja. Ahora dan conferencias juntos. Bajo el título La princesa y el chamán, ambos ofrecerán charlas en Oslo, Stavanger y Tromso (Noruega) los días 20, 21 y 22 de mayo.

Marta Luisa ya mostró su peculiar personalidad hace algún tiempo cuando se dedicó a cantar, a escribir relatos infantiles y aseguró poder comunicarse con los ángeles. Su cuñada, la princesa heredera Mette Marit, corroboró sus poderes: "Tiene unas manos muy cálidas. Muchas personas tienen las manos cálidas y buenas, pero ella tiene un pequeño sol en las suyas".

En la época en que estuvo casada con Behn, vivió un tiempo en Londres para que él pudiera desarrollar su carrera de escritor. Con el título de Infierno, Behn publicó hace un año un libro que hablaba de su época en la casa real noruega. Lo presentó en un formato de unos 50 cuadros, acompañados de textos cortos que ilustraban el periodo posterior a su divorcio. Es como un álbum o bien un catálogo de arte terapéutico, según los críticos de su país, que lo califican de artista y famoso a partes iguales.

En uno de los cuadros recogido en el nuevo libro, una dama vestida de gala, con tiara y banda regia, ha perdido el brazo derecho. Parece de carne y hueso, pero la mano está suspendida en el aire, y es de rosca, como la de una maniquí. “Ohhh estos royals. 100 golpes antes de marchar. Puestos en lo peor, soy un payaso. Visto con más clemencia, soy una persona cualquiera y un actor". El escritor también se define como “valiente, sinvergüenza, falto de equilibrio, demasiado intenso, y necesario”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >