_
_
_
_

Torrijas alternativas


Torrija nocturna. / VICENS GIMÉNEZ
Torrija nocturna. / VICENS GIMÉNEZ
Mikel López Iturriaga

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Ya está aquí, ya llegó, la temporada de torrijas. Esa deliciosa bomba de huevo, pan y lácteos, convenientemente frita y rebozada en azúcar, no sea que nos evitemos alguna caloría libre de pecado católico y vayamos de cabeza al infierno. Quien prescinda de las torrijas de Carnaval a Semana Santa quizá no gane peso, pero se perderá ese pequeño momento de conexión con Dios que se produce cuando comes una y notas cómo se va deshaciendo la deliciosa crema de pan en la boca.

Como ya he publicado en otra Cuaresma una receta tradicional de torrija (o tostada, como se llaman por el norte), hoy traigo una variante que descubrí por pura casualidad hace un par de años. No tenía más que un pan de naranja y pepitas de chocolate de la panadería Turris en casa, y decidí prepararlas con él a ver qué pasaba. El resultado me encantó: no se cargaba la esencia de la torrija, pero sí le añadía nuevos y deliciosos matices.

Para saber si no estábamos cometiendo sacrilegio, hablamos con el dueño del susodicho establecimiento, Xavier Barriga. Para las torrijas en general, nos recomendó "un pan de corteza fina pero con miga densa, sedosa y suave, con forma de barra sin greña para que, una vez cortado a rebanadas, éstas sean regulares y del tamaño apropiado para que una persona las consuma en tres bocados". Para salirse de lo tradicional, y sin haberle contado mi experiencia, nos propuso su pan de naranja y chocolate, "por que estos dos elementos combinan bien con el dulzor de la torrija y el exquisito aroma de la canela". Bingo.

Para terminar de transformar el plato en un postre de dieta, le hemos añadido un poco de plátano: ya sabéis que cuando algo lleva fruta se convierte inmediatamente en sano y ligero. El pan con pepitas de chocolate y naranja se encuentra en bastantes panaderías, pero si no lo encontráis, probad con el que más os guste. Eso sí, si dicho pan no es dulce, es aconsejable añadir un par de cucharadas más de azúcar a la leche.

Dificultad

Media: freírlas tiene su aquel.

Ingredientes

Para 4 personas

Preparación

  1. Cocer la leche con tres cucharadas de azúcar y la rama de canela durante 10 minutos a fuego suave, con cuidado de que no suba. Dejar templar.
  2. Desechar la canela y empapar las rebanadas de pan, previamente dispuestas en una fuente.
  3. Batir el huevo en un plato hondo, y preparar otros dos: uno con papel de cocina y el otro con azúcar mezclado con canela al gusto.
  4. Poner los plátanos en un bol y chafar con un tenedor hasta que quede una pastuflis, pero sin hacerlos puré.
  5. Calentar aceite abundante en una sartén, escurrir las rebanadas de pan con cuidado (no tienen que gotear pero tampoco quedarse securrias) y juntarlas de dos en dos, usando el plátano como relleno. Pasar esta especie de bocadillitos por huevo, con la ayuda de una espátula, y freír en tandas pequeñas en aceite muy caliente. Escurrir bien en papel de cocina.
  6. Rebozar en el azúcar mezclado con canela y pasar a la fuente de servir. Se pueden comer calientes o a temperatura ambiente.

Ayuda humanitaria en la producción: Mònica Escudero

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga
Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_