_
_
_
_
_

Ensalada de vigilia: una vuelta fresca al potaje de Semana Santa

Un giro al clásico cocido de legumbres para convertirlo en un plato más fresco: dejamos a un lado la patata y el bacalao para dar protagonismo a otros ingredientes

Vigilia a la fresca
Vigilia a la frescaAlfonso D. Martín
Alfonso D. Martín

Las tradiciones culinarias ligadas a festividades religiosas han aportado grandes platos a nuestra gastronomía: entre ellos, de cara a Semana Santa las ensaladas toman un gran protagonismo. Patatas, naranjas, aceitunas, bacalao, cebolleta y muchos otros ingredientes se mezclan, aliñan y presiden muchísimas mesas. Más allá del simbolismo y las creencias, si todos tenemos algo en común es que nos gusta comer bien.

Preparar una ensalada de vigilia no es algo tan complicado, ya que, en principio, mientras no lleve carne cumple con lo que promete. Para no caer en los mismos ingredientes de siempre, esta vez vamos evitar la patata y el bacalao para darle protagonismo a unas judías bobby crujientes, marcadas a fuego muy fuerte. De proteína seguimos usando pescado, pero haremos nuestra receta con arenques o sardina (si no te van, puedes usar bacalao en salazón, por supuesto). Eso sí, lo que no puede faltar en este tipo de ensaladas es la naranja y la aceituna. Respecto a los picatostes, puedes facilitarte la vida comprándolos ya preparados o puedes hacerlos en casa siguiendo esta receta.

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: Tan fácil que podría considerarse milagrosa

Ingredientes

Para 2 personas

  • 275 g de judías 'bobby'
  • 4 filetes de arenque u 8 de sardina (curados, en aceite de oliva)
  • Media cebolla morada pequeña
  • 40 g de aceitunas partías
  • Media naranja
  • 50 g de pan para hacer picatostes
  • 2 rabanitos laminados
  • ¼ de cucharadita de pimienta blanca molida
  • Escarola al gusto (opcional)
  • Vinagre de Jerez al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto
  • Sal al gusto

Instrucciones

1.

Llenar una olla con agua y sal y blanquear las judías bien limpias, un minuto como máximo. Sacarlas y pasarlas a una sartén con el fuego al máximo para que se tuesten. Retirar del fuego cuando estén marcadas y dejar enfriar. 

2.

Preparar los picatostes de la forma que más te guste (puedes usar aceite, mantequilla, sal o puedes comprarlos ya preparados y ahorrarte un paso).

3.

Preparar el resto de ingredientes: deshuesar las aceitunas, cortar la cebolla, los rabanitos, la naranja y los arenques (menos un filete que reservaremos para decorar).

4.

Mezclar todo en un cuenco y aliñar con aceite, vinagre de Jerez, sal y pimienta molida. Servir con el arenque reservado por encima y a comer. 

Si tienes dudas o quejas sobre nuestras recetas, escríbenos a elcomidista@gmail.com. También puedes seguir a El Comidista en TikTok, Instagram, X, Facebook o Youtube.

Sobre la firma

Alfonso D. Martín
Es cocinero, asesor gastronómico y fetichista de especias y fermentados. De pequeño gateaba al bar de al lado de casa para pedir un huevo duro y después empezó a tener dolor abdominal continuo por echarle picante a todo a escondidas de su madre. Si profanar recetas clásicas fuese un pecado, ya habría pasado los nueve círculos del Infierno de Dante.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_